BAQUIA

Delincuentes sexuales vigilados por satélite

Cientos de delincuentes condenados por delitos sexuales tendrán que llevar trajes dotados con dispositivos electrónicos durante el resto de sus vidas en Wisconsin (EEUU). Se trata de pulseras de tobillo y buscapersonas que utilizarán el sistema GPS. Si los delincuentes acceden a áreas registradas, los funcionarios encargados de su control serán alertados.

La medida comenzará a aplicarse en julio de 2007. Durante el primer año se rastreará a 285 personas, y más de cuatrocientas antes del segundo. De hecho, veintitrés estados norteamericanos ya llevan a cabo esta medida, para gozo de las compañías dedicadas a la venta de tecnología GPS, que ven como su negocio se duplica en pocos meses.

Además, los avances tecnológicos hacen que los dispositivos GPS sean cada vez más exactos y pequeños, y han llevado casi al baúl de los recuerdos a los antiguos, basados en las frecuencias de radio y que cubrían zonas de escasa longitud.

Los estados gastan entre cinco y diez dólares diarios para rastrear a cada delincuente sexual. Pero, a no ser que se trate de indigentes, requieren a los condenados para que abonen esa custodia. Se puede optar entre una vigilancia más activa, que proporciona informes en tiempo real, o un simple envío diario de informes.

Los detractores de la medida afirman que no hay estudios que indiquen que el GPS ataje la criminalidad. Otros aseguran que los agresores pueden actuar aunque se les tenga vigilados, o que, si son tan peligrosos, ¿para qué arriesgarse a tenerles libres?

En cambio, los informes aseguran que los malhechores controlados por GPS tienen un 90% menos de posibilidades de fugarse o volver a las andadas que aquellos no seguidos electrónicamente.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios