BAQUIA

Deutsche Telekom decepciona con sus resultados

Deutsche Telekom ha registrado unas pérdidas netas de 1.800 millones de euros en los nueve primeros meses de 2001, una cifra superior a lo previsto por los analistas, que esperaban 1.380 millones de euros. En el mismo periodo del año anterior la operadora alemana consiguió 4.100 millones de euros de beneficios. Los costes derivados de la adquisición de VoiceStream (una operación valorada en 38.700 millones de euros) ha sido uno de los lastres que han perjudicado la cuenta de resultados. Otro factor relevante ha sido los 16.000 millones de euros que Deutsche Telekom pagó por las licencias de telefonía móvil de tercera generación (UMTS).

Por su lado, durante los nueve primeros meses del año la compañía ingresó 35.000 millones de euros, 1.500 millones de ellos aportados por VoiceStream. Esta cifra, junto con la venta de su participación en la empresa estadounidense Sprint y la sociedad de cable Baden-Württemberg, han contribuido a reducir la en 5.800 millones de euros, hasta los 65.200 millones.

Deutsche Telekom ha recalcado que el incremento en el número de usuarios durante este periodo ha experimentado un crecimiento significativo: la base de clientes de su división de telefonía ha crecido un 3%, hasta los 55 millones, mientras que la de móvil lo ha hecho en un 42,1% (45,6 millones). Por su lado, el de usuarios de su filial de Internet T-Online ha subido 40%, llegando a los 9,8 millones.