BAQUIA

Diferentes etapas en la relación gobiernos – Internet

En la evolución hacia el gobierno digital, en el que los ciudadanos puedan interactuar plenamente con su gobierno a través de la Red, deben atravesarse una serie de etapas intermedias, como son:

  • Información: los departamentos de cada gobierno crean sitios en Internet para facilitar información pública, poner algunos servicios a disposición de los ciudadanos y las formas de gestionar estos servicios. En esta etapa, es habitual que los gobiernos reduzcan el número de trámites y de cuestiones que habitualmente los ciudadanos realizan por otros canales, eliminando así trámites físicos y tiempos de espera.
  • Transacciones oficiales de doble sentido: una vez establecidas las garantías de privacidad y seguridad en la transmisión de datos, los ciudadanos se encuentran en disposición de realizar trámites burocráticos o monetarios con los departamentos gubernamentales pertinentes. En esta etapa, es fundamental garantizar la total seguridad del intercambio de información.
  • Portales multifuncionales: los usuarios pueden acceder a una serie de servicios a través del portal, como enviar y recibir información o realizar transacciones monetarias con diferentes departamentos. En este punto, el portal del gobierno va más allá de ser un nexo de unión entre los ciudadanos y los diferentes departamentos, para convertirse en directorio de información y servicios, o un lugar desde el que acceder a todo tipo de operaciones financieras. Como ejemplo, puede visitarse el portal del gobierno del Sur de Australia.
  • Portales personalizados: en este punto, los gobiernos ponen aún más poder a disposición de los ciudadanos, permitiéndoles personalizar el portal con sus preferencias individuales. Para conseguir esto, los gobiernos deberán contar con sofisticadas tecnologías, que permitan la configuración individual de los interfaces. La ventaja que los gobiernos obtendrán de este sistema es que conocerán las preferencias de los ciudadanos a la hora de optar por resolver asuntos vía online u offline.
  • Agrupamiento de servicios: al llegar a este estadio, el usuario encontrará agrupados en el portal servicios antes desvinculados, con lo que se diluirá la imagen de departamentos independientes para aparecer ahora como paquetes unificados en un único sitio online. De este modo, gracias al agrupamiento de los servicios, en este nuevo modelo de organización los usuarios reconocerán grupos de transacciones antes que agencias o departamentos individuales.
  • Integración y transformación institucional: finalmente, gracias a la tecnología, el portal se convierte en un completo centro de servicios, personalizados a la medida de las necesidades y preferencias de cada usuario. Algunos gobiernos crearán nuevos departamentos, inexistentes antes del gobierno digital, mientras que en otros casos, los departamentos se formarán a partir de las modificaciones de sus predecesores.

Algunas medidas necesarias

Actualmente, la mayoría de los gobiernos se encuentran en la primera etapa descrita, ofreciendo únicamente información y la posibilidad de resolver algunos trámites en Internet, aunque sin una verdadera relación interactiva entre ciudadanos y gobierno. Esto es debido en gran parte a que al no ser todavía elevada la penetración de Internet en numerosas áreas, los gobiernos no han realizado un esfuerzo importante por establecerse con fuerza en la Red.

De este modo, algunas de las cuestiones fundamentales que los gobiernos deberán encarar y resolver en el camino hacia el gobierno digital son:

  • Definir claramente los objetivos: qué servicios se ofrecerán electrónicamente, hasta qué grado y en qué plazos. También deben aclararse cuestiones estratégicas, como si los servicios deben agruparse por categorías (por ejemplo, agrupar todos los servicios relacionados con el empleo, sin vincularlos con otros servicios, como asistenciales o sanitarios), o por niveles de gobierno (local, autonómico, nacional, etc.).
  • Ganar la confianza de los usuarios, garantizando la total confidencialidad de la información personal que se maneje en los portales gubernamentales. Para ello no sólo serán necesarias las pertinentes innovaciones y ajustes tecnológicos, sino que deberán promulgarse normas y leyes que penalicen la divulgación de esa información por cualquiera de las partes.

La subcontratación privada jugará un destacado papel
  • En el aspecto tecnológico, los portales de los gobiernos deberán estar construidos sobre arquitecturas que permitan grandes crecimientos escalares, y que sincronicen el crecimiento a medida que los diferentes departamentos alcancen niveles similares de integración. Por otra parte, los interfaces deberán ser de manejo sencillo, y compatibles con los diferentes grados de familiaridad de los usuarios con las nuevas tecnologías.
  • Por último, los gobiernos deberán plantear qué servicios, y en qué cantidad, subcontratan con el sector privado, que puede aportar más eficiencia por su mayor grado de desarrollo tecnológico y organizacional. Se estima que el 75% de los gobiernos centrales, y más del 80% de los locales, tienen acuerdos de colaboración con entidades privadas en actividades fundamentalmente centradas en la programación y el desarrollo tecnológico. También se incluye aquí el B2G (Business to Government), referido a la posibilidad de que todas las licitaciones concedidas por el gobierno y las transacciones que éste efectúe con el sector privado se realicen a través de Internet.

Las fuentes consultadas para la elaboración de este informe aparecen mencionadas como \”Otras fuentes\”

Temas relacionados:
  • Deloitte
  • MUND

  • Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios