BAQUIA

Digg, otra vedette en el escaparate

Zumo de Red

body,

td{

font-family:Arial,Verdana,Geneva,sans-serif;

font-size:small;

text-align:center;

background-color:#fff;

}

td{

text-align:left;

}

#contiene_zumo,

table{

margin:0 auto;

text-align:left;

width:635px;

}

a:link{

color:#0A526B!important;

}

a:visited{

color:#0A526B!important;

}

a:hover{

color:#0A526B!important;

}

a:active{

color:#0A526B!important;

}

img{

border:0!important;

}

#cabecera{

border-bottom:1px solid #ccc;

margin-bottom:2em;

height:1%;

}

hr.clear{

visibility:hidden;

margin:0;

height:0;

clear:both;

}

h1{

height:125px;

width:110px;

float:left;

margin:0 10px 0 0;

}

#publi_cabecera{

border-bottom:1px solid #ccc;

text-align:center

}

h1 img,

#publi_cabecera img{

float:none !important;

}

#cabecera p{

float:right;

font-size:80%;

color:#555;

}

h2,#footer_col1 h3,#footer_col2 h3{

font-size:130% !important;

text-transform:uppercase;

color:#e90000;

margin:0;

font-weight:bold!important;

}

h3#en_baquia{

margin:-1.5em 0 0.4em 0;

text-transform:uppercase;

color:#777;

font-weight:900;

font-size:110% !important;

}

h2#numero{

font-size:80% !important;

color:#555;

font-weight:normal;

margin:0;

text-transform:lowercase;

}

#cabecera ul{

margin:0;

padding:0;

}

#cabecera ul li{

list-style-type:none;

}

#cabecera img{

float:right;

clear:right;

}

h3{

font-size:120% !important;

font-weight:normal;

margin:1em 0 0.4em 0;

}

h3 a{

font-size:120% !important;

}

p.fecha_firma{

margin:0 0 1.2em 0;

}

#cuerpo_noticias .banner{

text-align:center;

}

#noticias_breves{

border-left:1px solid #ccc;

padding:0 0 0 10px;

vertical-align:top;

}

#noticias_breves h4,#noticias_breves p{

font-size:90%;

margin:0 0 1em 0;

}

#publi_lateral{

text-align:center;

}

#publi_footer{

text-align:center;

clear:both;

padding-bottom:2em;

margin-bottom:1em;

border-bottom:1px solid #ccc;

}

#footer_col1{

width:49%;

}

#footer_col2{

width:49%;

}

Zumo de red

En este número…

viernes, 27 de octubre de 2006 Año VII, nº 1085

Digg, otra vedette en el escaparate

Cuando todavía resuena la venta de YouTube a Google, otra de las peritas en dulce de la Web 2.0 podría haber colgado ya el cartel de “Se vende”. En este caso se trata de Digg.com, el pionero en la participación democrática de los usuarios para decidir la popularidad de los contenidos.

Desde su lanzamiento, Digg no ha parado de escalar en popularidad y tráfico. La compañía entró hace meses en el Top 100 del ranking de Alexa, y aparece actualmente en el puesto 72, superando a sitios clásicos de contenidos y redes sociales, como Slahsdot o Netscape. Digg asegura poseer 20 millones de usuarios únicos, aunque a principios de septiembre los registrados apenas eran medio millón.

Se especula con un precio de venta no inferior a los 150 millones de dólares. ¿Es esto una cifra realista o una exageración? Calculando el coste por usuario, vendría a salir por unos 300 dólares el registrado. Teniendo en cuenta que Digg no posee un modelo claro de ingresos y que sus costes de ancho de banda

son bastante elevados, haría falta mucha imaginación para rentabilizar esta inversión. ¿Quién se atreverá a lidiar con este toro? Hagan sus apuestas.

Otro que arranca gafado

Unos días después de presentarse la versión 7.0 de Internet Explorer (por cierto, en Microsoft han dicho que ya trabajan en la versión 8.0, y que no habrá que esperar otros cinco años, ¡bienaventurados los pacientes!, para actualizar el navegador), se ha estrenado Firefox 2.0. O lo que es lo mismo, Explorer ya tiene a quien seguir imitando, porque como comentábamos cuando salió IE 7.0, Firefox innova y Microsoft contextualiza, diplomáticamente hablando.

La mala noticia para el navegador de la cola de zorro es que parece que también ha adoptado algún vicio habitual en Explorer: nace lastrado por una vulnerabilidad conocida desde hace meses, pero que no termina de solucionarse. Tal vez por eso, en un ejercicio de malvada solidaridad, los desarrolladores de Microsoft han sorprendido a sus colegas de la Fundación Mozilla con una dulce felicitación.

Pobres bolsillos alemanes

¿Sabían ustedes que cada hogar alemán debe pagar 17 euros al mes en concepto de impuestos por ver la televisión? Pues sí, ese dinero se destina a financiar a las cadenas públicas nacionales, a algunas locales y a las emisoras de radio estatales. En España algo así nos sonaría a esquilmar al contribuyente (especialmente si se tiene en cuenta la calidad de los contenidos de la televisión pública, cada vez menos distante del paupérrimo nivel general, y el hecho de que también incluyen publicidad, igual que las privadas), pero se trata de una medida habitual en varios países europeos; en Suiza y los países nórdicos la tasa a abonar es incluso más alta que en Alemania.

Pues bien, por si eso no fuera suficiente, los alemanes van a tener que pagar otros 5,5 euros al mespor cada aparato conectado a Internet, con la excusa de que se trata de una variante para acceder a los mismos contenidos. Así, un hogar con un PC y un teléfono 3G tendrá que soltar 28 euros de impuestos al mes. Casi nada. Deseamos al menos a los sufridos germanos que disfruten de algo de calidad en sus televisiones públicas, ya que se la cobran a precio de oro.

Otra para DVD Jon

DVD Jon es algo así como el Ronaldinho de los hackers. Adorado por uno, detestado por otros, su último logro ha sido reventar el código que impide que en los iPods puedan escucharse canciones no adquiridas en iTunes, la tienda oficial de Apple. Lógicamente, en la empresa de Steve Jobs no habrá hecho mucha gracia la jugada, aunque los usuarios hartos de que su iPod sea incompatible con otras procedencias celebrarán el hallazgo, que DVD Jon pretende incluso comercializar.

En una de las últimas entradas de su blog, DVD Jon comenta que después de poseer diferentes modelos de iPod está ansioso por empezar a utilizar el reproductor Zune de Microsoft, aunque dice que el límite impuesto a los archivos que se intercambian vía wireless (que se autodestruyen después de tres días de vida o tres escuchas) es un serio hándicap. Se admiten apuestas sobre su próximo objetivo.

La publicidad bien, gracias

Estamos de enhorabuena: la inversión en publicidad online, la gasolina que alimenta a todo el sector, casi igualó en la primera mitad del año a todo lo invertido durante el pasado 2005. Un dato un tanto preocupante que se extrae de tan esperanzadora noticia es la excesiva dependencia de los anunciantes tradicionales (encabezados por BBVA, Telefónica y Movistar), que acaparan más del 70% de la inversión total. Esto quiere decir que las empresas pequeñas no acaban de confíar en la capacidad de la Red para generar clientes o dar a conocer su marca. Aunque si lo que queremos es ver el vaso medio lleno, podemos decir que aún queda un enorme camino por recorrer y anuncios por insertar.

Es duro ser espermatozoide

La difícil relación entre la cacharrería tecnológica y el esperma masculino no es nueva: a finales de 2004 un estudio alertaba sobre los riesgos que conlleva para la fertilidad masculina el uso de los ordenadores portátiles. Estos aparatos, decía aquella investigación, alcanzan temperaturas internas de hasta 70º, lo cual puede generar en el usuario una hipertermia escrotal, o dicho más claro, un recalentamiento testicular, con desastrosas consecuencias para su capacidad reproductora. Por si no fuera poca amenaza, ahora resulta que también los móviles pueden aniquilar a los sufridos espermatozoides, según un estudio elaborado en la ciudad india de Mumbai.

Lo curioso de estos estudios es que sus conclusiones nunca están lo suficientemente contrastadas o probadas. ¿Por qué entonces se alarma a los usuarios in tener la total certeza de que esa relación perniciosa sea cierta?

Un decálogo para el éxito

Las diez reglas que propone Ron Garret para triunfar en Internet no tienen desperdicio. El espíritu del decálogo se puede resumir en esta frase de Dwight Eisenhower: “Los planes son inútiles, pero hacer planes es indispensable”. Ello quiere decir que si se quieren seguir los pasos de Chad Hurley y Steve Chen, los últimos socios admitidos en el club de Creadores de Ideas Geniales Vendidas por un Pastón, no es suficiente con un buen proyecto, un modelo de negocio, una buena dosis de entusiasmo y enorme capacidad de trabajo. No, para triunfar influyen los designios de un factor fundamental: el azar. Claro que tener todo lo anterior ayuda bastante.

En Baquía

El juego de los hijos virtuales

Si viaja a EEUU, cuidado: Le pueden confiscar el portátil

La inversión de la industria española en ERP sumará este año 448 millones de euros


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios