BAQUIA

Dreamcast, la primera derrotada en la guerra de las consolas

La compañía japonesa de videojuegos, que lleva cuatro años instalada en las pérdidas, lo apostó todo a una baza: la consola Dreamcast, que salió al mercado mucho antes que sus competidoras, y ha perdido. Sega ha reconocido hoy que a finales de marzo detendrá la producción de Dreamcasts, y dedicará todos sus esfuerzos a desarrollar software de videojuegos, actualmente está ultimando las negociaciones para suplir de contenido a las nuevas consolas de Sony y Nintendo. Esta decisión de la empresa japonesa de abandonar la costosa consola de la espiral azul para convertirse en proveedor de software ha impulsado las acciones de Sega un cerca de un 20%.

El que Sega estaba perdiendo la batalla era algo sabido. Hace ya tiempo que anunció que pensaba desarrollar software para sus competidores y desde entonces los analistas llevan diciendo que era cuestión de tiempo que dejara de fabricar una consola que le cuesta aproximadamente entre 50 y 85 dólares por unidad vendida. También se habían sucedido los rumores de compra: el New York Times publicó hace poco un reportaje en el que se anunciaba que Nintendo mantenía negociaciones para adquirir a Sega, afirmaciones que ambas compañías se apresuraron a desmentir.

  • En ZDNet News
  • En News.com

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios