BAQUIA

E-learning, un sector que trata de consolidarse en España

El sector del e-learning ha experimentado un crecimiento constante en España en 2000 y 2001, y se espera que la tendencia se mantenga al menos durante el próximo año. Se trata de un mercado con una oferta altamente fragmentada, que para evolucionar deberá superar obstáculos como la todavía escasa familiaridad de muchas empresas con las nuevas tecnologías o la escasez de ayudas económicas para su implantación.

Según los datos de ApeL, asociación que agrupa a las principales empresas españolas del sector de e-learning (representan un 70% de la oferta), la facturación en el sector de e-learning español ha crecido un 63% en el presenta año, alcanzando los 45 millones de euros, frente a los 27,6 millones de 2001.

En la facturación total cobra una importancia creciente el apartado de servicios (referido a consultoría, proyectos, etc.). que representa más del 50% de la facturación de 2002. Por el contrario, las inversiones en infraestructuras (redes y equipos informáticos) disminuyen notablemente, pasando de alrededor de una cuarta parte del total en 2001 a alrededor de un 10% en 2002, síntomas de que el sector se encuentra en fase expansiva.

Se trata de un sector que no ha experimentado un crecimiento explosivo en los últimos dos años, pero sí constante. Y uno de los factores que permiten albergar esperanzas con respecto al mantenimiento al alza de esta evolución son los ajustes en los presupuestos de las empresas, recortes que afectarán en gran medida a la formación sustituyendo progresivamente la formación presencial por la electrónica. Las empresas afrontan dos tipos de estrategias para incorporar el e-learning a sus procesos de formación:

  • Operativo: básicamente, consiste en sustituir la formación presencial por la electrónica. En este caso el ROI es más inmediato, más palpables los beneficios.
  • Estratégico: proyectos de integrar el e-learning más a largo plazo, incumbiendo ya a otros Departamentos, como Estrategia, Recursos Humanos, etc. Roi no tan claro, al menos a corto plazo.

Tendencias para el futuro

Es posible apuntar algunas tendencias que se esperan en la evolución del e-learing en los próximos años:

  • Sin duda, el futuro de la formación en las empresas es mixto, entre presencial y electrónico. La cuestión es estimar qué proporción representará cada una sobre el total. Para algunas empresas españolas, alcanzar un 30% de formación online es ya un techo que no esperan superar, al menos en el medio plazo. Estas previsiones concuerdan con las estimadas por IDC para el mercado europeo de formación online en el próximo lustro, según las cuales, el 27,5% de los contenidos del mercado de formación empresarial se impartirán a través de Internet en 2005, con una facturación de 14.700 millones de euros en esa fecha, y un ritmo de crecimiento anual del 15%.
  • Actualmente, la oferta del sector de e-learning en España se encuentra altamente fragmentada: ninguna empresa ocupa más del 10% del mercado, situación también lógica en un sector incipiente. En el futuro, esta situación cambiará, tendiendo a la concentración de la oferta.
  • Otra cuestión a resolver en la evolución del sector de e-learning es la de la formación de los formadores. El problema es el desconocimiento o la escasa familiaridad de muchos formadores con las nuevas tecnologías, por lo que es necesario un reciclaje. También se abre así la posibilidad de nuevos yacimientos de empleo.
  • Por supuesto, sin olvidar la necesidad de entender el e-learning como una aplicación más disponible gracias a las nuevas tecnologías, y concederle la misma importancia que a otras en términos de diseño y usabilidad
  • Por último, las empresas denuncian actualmente la escasa ayuda económica que reciben para implantar proyectos de e-learning, tanto desde las instituciones públicas (a través de programas de subvención) como de la financiación privada (créditos bancarios).

¿Quién está usando actualmente el e-learning?

Entre las empresas que hacen mayor uso del e-learning, destacan las del sector financiero y de Tecnologías de la Información, que, junto con las pymes, representan casi dos tercios de la demanda del sector.

Con respecto a las áreas de conocimiento en las que se aplica el e-learning, actualmente casi dos tercios de las soluciones están relacionadas con los productos propios de la empresa (35%) y cursos de Ofimática y Administración (30%). A medio plazo, se espera que estas dos áreas pierdan algo de protagonismo, aunque seguirán representado el 50% de las soluciones implantadas, creciendo principalmente las aplicaciones comerciales.

Más información en Evolución de la formación online en la empresa española

Más información en Evolución de la formación online en la empresa española (II)

Las fuentes consultadas para la elaboración de este informe aparecen mencionadas como \”Otras fuentes\”

Temas relacionados:
  • APeL
  • Doxa
  • IDC
  • Nexe

  • Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios