BAQUIA

EasyEverything, acusada de fomentar la piratería

La gula por bajarse música gratis de Internet de la que han hecho gala los clientes de la cadena de cibercafés EasyEverything podría obligar a la compañía a pagar 1,5 millones de euros por contribuir a la violación de los derechos de autor.

Aunque la cadena se ha defendido asegurando que hace más de un año no permite en sus locales grabar discos de Internet, la Industria Fonográfica Británica (BPI, por sus siglas en inglés) no ha sido compasiva. Y es que con pagar el abono, cualquier usuario puede bajarse canciones de la Red con absoluta normalidad.

La BPI ha calculado que, en lo que se lleva de año, desde los cibercafés de la cadena se ha descargado música por valor de 1,5 millones de euros, exactamente la misma cantidad que exige en concepto de daños y perjuicios.

EasyEverything ha intentado fumarse la pipa de la paz con la BPI compensándole con 31.500 euros y evitar así un juicio mucho más costoso. No obstante, la cadena no está nada contenta con la situación. De forma muy gráfica ha asegurado que la Industria del disco británica le está “poniendo una pistola en la cabeza”.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios