BAQUIA

EE UU investiga si el juego GTA: San Andreas incluye escenas sexuales ocultas

Las autoridades de EE UU van a a revisar la calificación del vídeojuego GTA: San Andreas, uno de los más vendidos de la historia, por presuntas escenas sexuales ocultas. Si tras la investigación se decide cambiar la calificación de M -sólo para mayores de 17 años- a AO, sólo para adultos, las ventas del exitoso producto se resentirán seriamente.

El Comité de Calificación de Programas de Entretenimiento de EE UU ha decidido abrir una investigación sobre una mejora del juego llamada Hot Coffee. Medios especializados en vídeojuegos informaban recientemente que al instalar este añadido de GTA: San Andreas se habilitan una escenas que permiten realizar actos sexuales explícitos a través de los personajes del juego.

El objetivo es determinar si ha habido una violación de las reglas establecidas por las autoridades, dijo Patricia Vance, presidenta del Comité. Existen ejemplos de casos pasados en los que este organismo descubrió contenidos ocultos en algunos juegos y cambió la calificación.

La investigación deberá aclarar si las escenas de sexo están incluidas en el software original de Rockstar y sólo son activadas por Hot Coffee, o si es esta modificación la que las introduce en GTA: San Andreas. Si el contenido considerado inapropiado no ha sido producido por terceros, el Comité podría considerar que Rockstar ha violado las normas que obligan a los productores de software de entretenimiento a revelar absolutamente todo el contenido.

GTA: San Andreas es un título editado por Rockstar Games, filial de Take-Two Interactive Software, compañía que ha confirmado la existencia de la investigación. Rockstar anuncia que acatará la decisión del organismo regulador pese a que en la empresa de vídeojuegos se sienten seguros de que la investigación mantendrá la calificación original.

La polémica sobre los contenidos sexualmente explícitos tomó fuerza tras la denuncia del parlamentario californiano Leland Yee, un demócrata de San Francisco. El legislador, también psicólogo de menores, quiere que la calificación del juego se cambie a AO. En el pasado, este parlamentario ha favorecido las restricciones en las ventas para los vídeojuegos violentos.

De los 1.036 juegos calificados por el Comité en 2004, menos de 1% recibió la calificación de AO. La versión para PlayStation2 de Grand Theft Auto: San Andreas fue número uno en ventas el año pasado, con unos cinco millones de copias comercializadas.

El fabricante del vídeojuego, por su parte, culpa del asunto a unos hackers.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios