BAQUIA

EEUU aprueba un nuevo estándar de encriptación

La seguridad en el intercambio de información y en las transacciones electrónicas sigue siendo una de las barreras que limita el crecimiento de la Red. El gobierno de Estados Unidos ha decidido por fin actualizar el estándar para las transmisiones entre computadoras, remplazando uno obsoleto que data de 1977.

La adopción del nuevo Advanced Encryption Standard (AES) por parte de entidades públicas y privadas conllevaría un significante fortalecimiento de la seguridad en una gran variedad de transacciones electrónicas, desde la retirada de dinero de los cajeros automáticos hasta el comercio electrónico o el envío de emails. Según el Secretario de Comercio de EEUU, el AES ayudará a blindar las estructuras de intercambio de información y protegerá los datos personales de los ciudadanos.

Antes de acordar el estándar, los científicos del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) probaron fórmulas matemáticas durante cuatro años. La fórmula definitiva, llamada Rijndael desordena la información contenida en las comunicaciones generando números aleatorios de 128, 192 o 256 dígitos.

Una clave de 128 bits puede crear un número de combinaciones complicado de escribir (340 seguido de 36 ceros), mientras que la de 256 bits eleva las posibilidades a 11×1076. Estas combinaciones dejan a su hermano mayor (en edad) el Data Encryption Standard (DES) en pañales, ya que usaba claves de 56 dígitos, con lo que las combinaciones posibles se \’reducían\’ a 72 x 1015.

Para hacerse una idea del cambio que supone este aumento en el número de probabilidades para dar con la encriptación y recomponer un mensaje, a una compotudara especializada que tardase un segundo en \’crackear\’ una clave generada con DES, le llevaría 149 billones de años reventar una protección de 128-bit.

Además, este incremento en la protección de información sensible llevará al gobierno estadounidense a permitir al software dotado con AES salir de sus fronteras, después de limitar durante años la exportación de programas encriptados.

  • En Yahoo!/Reuters


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios