BAQUIA

EEUU: la recesión es inevitable

Una de los más conocidos organismos de estudios económicos del país, el Instituto de Investigación de Ciclos Económicos (ECRI), se ha tirado a la piscina y se ha desmarcado de las posturas tibias del resto de instituciones similares para afirmar que la recesión (dos trimestres consecutivos de disminución del crecimiento de la producción, el empleo, las ventas y los ingresos) de la economía estadounidense es inevitable y verá la luz hacia finales de año. Es su primer aviso de recesión desde 1990, fecha en la que el instituto predijo la recesión de los años 1990-91 con cinco meses de antelación.

Para realizar tan nefasta predicción se apoyan en datos estadísticos propios -reconocidos por toda la industria- que indican un deterioro de los indicadores de empleo y una debilidad progresiva del sector de los servicios.

Y como las malas noticias no pueden caminar solas, el instituto asegura que la recesión también azotará Japón. Dado que ambas economías representan casi la mitad de la producción mundial, las posibilidades de una crisis a escala planetaria se agudizan. El instituto asegura que México y Canadá serán empujados a la recesión por su vecino estadounidense, lo mismo que las economías de Taiwan y Corea del Sur por culpa de la débil demanda del gigante nipón.

La noticia ha sentado como un jarro de agua fría en Wall Street, donde el índice Standard&Poor´s 500 ha perdido ya el 24% de su valor en lo que va de año (un 20% es la barrera que da inicio a una tendencia bajista). Por su parte, el rendimiento del mercado tecnológico por autonomasia, el Nasdaq, es todavía peor. El jueves pasado marcó el nivel más bajo en los dos últimos años y acaba de dar por finalizado primer trimestre más negro de su historia.

En cualquier caso, hay opiniones discrepantes (menos mal), como la del jefe de estudios macroeconómicos de Wells Fargo. Según él, la economía estadounidense se recuperará durante la segunda parte del año, aunque California, donde están radicadas la mayor parte de las empresas de tecnología, sufrirá mucho más que el resto.

También hay algún rayo de sol entre tanta borrasca: Estados Unidos tiene bastante campo de maniobra, ya que puede bajar los tipos de tipos de interés (la inflación no es preocupante) y bajar lo impuestos, gracias a su excedente presupuestario; en cuanto a Europa, si bien debilitada, parece a salvo, por lo menos por el momento.

  • En Silicon Valley


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios