BAQUIA

EEUU sufre el mayor robo de datos personales de su historia

Ya ha sido bautizado como el robo de identidades más grave en la historia de Estados Unidos. Y no es para menos. Tres hombres han sido acusados en Estados Unidos de apoderarse de las identidades y dinero de 30.000 personas.

Sumando sumando, los ladrones consiguieron 2,7 millones de dólares mediante la obtención de los datos bancarios de las víctimas. \”Apretando un par de teclas, estas personas se metieron en los bolsillos de miles de estadounidenses, robaron sus identidades, robaron su dinero y violaron su seguridad\”, denunció el fiscal federal de Manhattan, James Comey, al dar a conocer las detenciones practicadas. \”Es la peor pesadilla financiera de cualquier estadounidense\”, añadió.

Por el momento se calcula que el la cantidad sustraída asciende a 2,7 millones de dólares, aunque la cifra puede incrementarse a medida que avance la investigación.

El cabecilla de la banda responde al nombre de Philip Cummings, que ahora se enfrenta a una posible pena de 30 años de cárcel. De 33 años, trabajaba en Teledata Communications, compañía que provee a bancos y otras corporaciones de acceso a información crediticia de los consumidores facilitada por las tres agencias comerciales de crédito que existen en EEUU: Equifax, Experian y TranSunion.

La labor de Cummings y su pandilla consistía en apropiarse de las contraseñas de los consumidores, acceder a la información sensible y venderla posteriormente a 60 dólares por informe. La destinataria de esta información era una red compuesta por una 20 personas de origen nigeriano.

Según las primeras investigaciones, los acusados (que actuaron durante tres años) utilizaban toda la información personal que cayó en sus manos -tarjetas de crédito, detalles de cuentas bancarias y números de la Seguridad Social- con el único fin de lucrarse.

\”Los robos de identidad han sido habituales durante mucho tiempo debido, en parte, a su sencillez. Pero a medida que la información electrónica es cada vez más sencilla de conseguir, estamos detectando un crecimiento de bandas organizadas que roban este tipo de información. Eso es un robo de identidad: un robo de informacuión\”, ha señalado Kevin Donovan, asistente del director de la oficina del FBI en Nueva York.