BAQUIA

El 98% de las descargas de canciones online son gratuitas

La Asociación de la Música en Internet (AMI) también está preocupada por el problema de la descarga de canciones gratuitas a través de Internet. Por eso, ha elaborado un estudio con el fin de saber en qué medida está afectando a la música en general y a las plataformas musicales \’legales\’, o de pago en particular.

El resultado no ha podido ser más descorazonador para ellos. Según sus datos, el 98% de las descargas de música en la Red se lleva a cabo desde programas peer to peer (P2P) gratuitos tipo Audiogalaxy, Kazza o Morpheus. A juicio de la asociación, se trata de \”un dato preocupante\” que \”deja poco margen de mercado a las plataformas con contenidos musicales legales, que pagan los derechos de autor\”. Siempre según el estudio, el uso durante el último mes de los programas de música gratuitos ha descendido después de que varios usuarios fueran contaminados por virus informáticos. Como consecuencia, el 2% ha optado por suscribirse a los programas de pago.

Un servicio de calidad y un precio ajustado con contenidos de valor añadido deben ser requisitos indispensables, según la AMI, para que las plataformas de pago puedan desbancar de una vez por todas a aquellas que facilitan las descarga gratuita de canciones protegidas.

En su informe, la Asociación vuelve a denunciar –ya lo hizo el pasado mes de marzo– el monopolio que ejercen las cinco principales discográficas del mundo (EMI, BMG, Universal, Warner y Sony) en el mercado de la música en Internet. Muchas de las compañías de pequeño tamaño que intentan hacerse un hueco en este sector, deben dar marcha atrás después de que las cinco \’grandes\’ se nieguen a concederles las licencias necesarias para vender las canciones online. La asociación considera que esta postura es \”comercialmente poco ética\” porque las discográficas disponen de sus propias plataformas en Internet: MusicNet (formada por BMG y EMI) y Pressplay (auspiciada por Sony, Universal y EMI).

Ante esta situación, a muchas compañías no les queda más remedio que cortejar a pequeños portales \”que se encuentran en dificultades financieras, como por ejemplo las inversiones de BMG en Napster, o Universal en Mp3.com\” para realizar su negocio musical en la Red.

El estudio detalla que para obtener las licencias de las canciones deben sortearse tres obstáculos: recibir el visto bueno de los autores, artistas y discográficas. La AMI explica que los dos primeros pasos son sencillos, \”pero cuando se trata de obtener la licencia de las discográficas el asunto se complica considerablemente\”.

Como forma de sortear este problema, la asociación sostiene que \”la vía más eficaz es firmar un contrato con los artistas en el que éstos asuman la liquidación de derechos de las compañías discográficas, forma ésta que dispone la Ley en caso de imposibilidad de llegar a un acuerdo\”. Otra de las opciones consistiría en crear una \’ventanilla única\’ para la concesión de las licencias y la recaudación de tarifas.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios