BAQUIA

El banco online Egg consigue beneficios

El mayor banco en Internet del Reino Unido, Egg, anunció a mediados del mes de diciembre que 2002 sería un año marcado por los beneficios. Al contrario de lo que sucede con buena parte de los negocios en Internet, la firma británica ha cumplido su palabra al presentar unas ganancias Ebitda (antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) en su cuatro trimestre fiscal de 6,54 millones de dólares, o 0,5 centavos por acción. Hace un año por estas fechas se dejó 46,34 millones de dólares.

El aumento en el número de clientes –se incorporaron 600.000 durante 2001–y el mayor uso que estos han dado a sus tarjetas de crédito para solicitar préstamos, han sido los dos principales motivos que han llevado a la compañía, que comenzó a operar hace tres años, a cruzar la rentabilidad.

Al poco de conocerse los resultados, Egg subía en bolsa un 2,1%, una cifra bastante alejada del 11% que se disparó cuando Prudential, que posee el 80% de la compañía, vendió parte de sus acciones en junio de 2000.

Según cálculos elaborados por Bloomberg, Egg perdió en el ejercicio completo de 2001 101,5 millones de euros, cifra inferior a los 179,13 registrados hace un año.

La entidad online dispone a día de hoy de más de dos millones de clientes. Cada usuario generó 181 euros de ingresos a la compañía, un 31% por encima de los 138 que proporcionaron en 2000.