BAQUIA

El call center descubre las cárceles y los conventos

Los trabajos rutinarios y que necesariamente tienen que hacerse ahorrando costes están emigrando a países con bajos costes de mano de obra, como India o Ecuador. Sin embargo, la revista Wired nos da que pensar con la historia de Perry Jhonson Inc., una empresa con base en Michigan que inicialmente había barajado la posibilidad de trasladar su negocio de marketing telefónico a la India, pero que finalmente decidió quedarse en los EEUU, concretamente contratando reclusos que cumplen condena en el Snake River Correctional Institution.

¿La razón? Los presos están dispuestos a trabajar por sueldos inferiores a los de los trabajadores del Tercer Mundo. Chris Harris, según nos cuenta Wired, es un ejemplo de este tipo de trabajador económico. Su sueldo como empleado de un call center asciende a 130 dólares al mes, comparable a lo que cobraría un empleado similar en la India, aunque ciertamente, un ingreso que nadie en sus sano juicio aceptaría con alegría en EEUU. La diferencia es que Chris cumple una condena de diez años y ocho meses por robo, y su alternativa para los próximos dos lustros es limpiar el suelo de las celdas por mucho menos dinero. No es de extrañar lo poco exigente de su actitud.

La anécdota nos hace recordar otra similar, en este caso ubicada en nuestro país, que tiene que ver con la banca española, que lleva ya años utilizando monjas de clausura para trabajar en procesos que requieren mucha mano de obra y que no se pueden pagar bien. Al parecer, algunas monjas de clausura disponen de ordenadores de alta gama de IBM y llevan a cabo tareas de revisión y entrada de datos para muchas entidades bancarias de nuestro país.

No sabemos si las cárceles españolas permitirían el tipo de instalación comercial descrito por Wired para el caso de prisión de Oregón. Sin embargo, si se piensa en la problemática de la reinserción de presos, parece una solución brillante a un problema grave, existente en cualquier país desarrollado, y una alternativa clara a la necesidad de migrar ciertos puestos de trabajo al extranjero.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios