BAQUIA

El capital riesgo, en caída libre

El constante goteo de cierres, despidos y noticias en las que se narran las dificultades por las que atraviesan las empresas de Internet y nuevas tecnologías ha calmado las ansias de inversión de las empresas de capital riesgo. La situación, hasta que las aguas se sosieguen definitivamente, no da pie a muchas alegrías y menos a dejarse miles de millones de dólares en empresas de la Nueva Economía.

Según acaba de poner de manifiesto la firma VentureWire, las inversiones del venture Capital han caído en el tercer trimestre de 2001 más de un 60% si se compara con el mismo periodo del año anterior. En el último trimestre sólo 540 compañías han recibido 6.700 millones de dólares provenientes de empresas de capital aventurero. Una cifra desoladora si se compara con la registrada hace un año: 1.634 compañías que atrajeron 23.900 millones de dólares.

Las peor paradas han sido las empresas de B2B (nueve empresas han recibido 6,56 millones de dólares) y el B2B (18 empresas se han repartido 144,43 millones de dólares). Las compañías de hardware, software, y biotecnología han sido las que menos han sentido las consecuencias de la recesión.

A pesar de la caída generalizada en el sector, el dinero acumulado en lo que se lleva de año ha alcanzado los 29.200 millones de dólares, superando así los 21.600 millones obtenidos en 1999.

Las previsiones de Venture Wire para lo que queda de 2001 y el 2002 no son demasiado halagüeñas. De hecho, los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos pueden agarrotar aún más las manos de los inversores en empresas tecnológicas y de Internet, según sus previsiones.