BAQUIA

El caso Microsoft avanza un poco más

Cada vez parece más cercano el fin del eterno proceso contra Microsoft. Ayer lunes, siguiendo el calendario previsto, tanto los nueve estados rebeldes como el coloso de Redmond presentaron sus conclusiones finales. Dos documentos esenciales para la juez Colleen Kollar-Kotelly, que heredó el caso del famoso juez Jackson.

Entre las 546 páginas presentadas por los abogados de la compañía de Gates, se destaca que los estados rebeldes son “representantes interesados de los competidores de Microsoft, muchos de los cuales han estado trabajando con estos estados tras la escena desde hace varios años” y que “estos competidores pretenden obstruir la habilidad de Microsoft para competir y asegurarse varias ventajas competitivas para ellos mismos a expensas de Microsoft”.

Varios expertos en casos de monopolios aseguran que lo que pretende el coloso de Redmond en distraer la atención del meollo del proceso antimonopolio. Los nueve estados de la discordia coinciden plenamente.

Los nueve estados que se negaron a acatar el pacto alcanzado el pasado año por Microsoft y el Departamento de Justicia han sido aún más extensos. Sus conclusiones ocupan 596 páginas, en las que se dice, entre otras cosa, que la propuesta de Microsoft “está plagada de excepciones o ambigüedades… por lo que no podrían parar o prevenir” futuros abusos monopolistas.

Ahora la juez tiene en su mano decidir el castigo a imponer a la empresa de software más grande del mundo por haber abusado de su tamaño en el pasado, y decidir que restricciones le impone para que no vuelva a hacer uso de su posición privilegiada en perjuicio de la competencia. Para ello deberá leer con detenimiento las más de 1.200 páginas que le han caído del cielo y reflexionar sobre lo que ha podido escuchar durante los meses que ha tenido lugar las audiencias (más de 50 testigos aportaron su testimonio).


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios