BAQUIA

El Congreso estadounidense, favorable a la censura

Uno de los temas que más preocupan a los moralistas de la Red es el acceso de los menores a contenidos escabrosos. Es por ello que se crearon los filtros, programas que impiden el acceso a determinados nodos. Por supuesto, pronto nacieron los anti-filtros, programas desarrollados para desactivar los primeros. El último anti-filtro en nacer es el creado por Peacefire, que se puede descargar gratuitamente y que con sólo un clic desactiva las funciones de conocidas compañías censoras. Por supuesto, los detractores, como Bruce Taylor, del National Law Center for Children and Families, lo tienen claro: \”es una victoria para la industria del porno\”.

  • En Cnet

Pero lo malo no es lo piensen esos grupos, algo respetable, sino que el legislador estadounidense (el Congreso) apruebe normas que obliguen a los colegios y bibliotecas que reciben fondos públicos a bloquear el contenido obsceno y pornográfico. Al parecer, la ley otorgará la facultad de determinar los límites entre lo obsceno y lo aceptable a los propios colegios, lo que seguro traerá de cabeza a directores, profesores, padres y alumnos (¿será un dibujo de Picasso o de Schiele considerado como obsceno?).

La medida del Congreso todavía está pendiente de la firma del presidente, que esperemos tenga algo más de sentido común que los congresistas. Porque ni siquiera a los propios fabricantes de filtros, que se las van a ver y desear para filtrar ÚNICAMENTE el contenido obsceno, les parece aceptable la nueva normativa. Una vez más habrá que refrescar sus oídos: a la información nociva se la combate con información positiva, no con leyes estultas y difícilmente aplicables.

  • En ZDNet


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios