BAQUIA

El creciente poder de los BSNS

Nuestra industria está plagada de acrónimos. Por BSNS se conocen los Business Services Networks, una descripción probablemente debida a Jay M. Tenenbaum, CEO de CommerceNet, la asociación norteamericana sin ánimo de lucro que tiene como objetivo promocionar el comercio electrónico mundial, y de la que fui Presidente en España durante 5 años.

Según la descripción de CN, BSNS son “comunidades de negocio en Internet en las que las compañías colaboran a través de servicios de negocios que se encuentran asociados de forma abierta. Los participantes registran sus servicios de negocios (por ejemplo, hacer un pedido o realizar un pago) que otros pueden descubrir e incorporar en sus propios procesos de negocio con sólo unos cuantos clics de su ratón. Las compañías pueden construir servicios sobre los de otras y crear así otros nuevos que configuren modelos de negocio, centrados en la Red, capaces de transformar una industria”. Lógicamente, la idea es que esto sea posible entre sistemas incompatibles a través de Internet.

PCNet es un proyecto piloto que utiliza toda la visión de los BSNS para tratar de incorporar, a nivel mundial, a todo el ecosistema de electrónica de consumo que gira alrededor de los fabricantes e integradores de PCs. La idea es que los servicios existentes entre la mayoría de las grandes empresas, tipo EDI, que cuestan con frecuencia más de 100.000 dólares por implementación, solo se justifican entre socios que tienen un gran volumen de transacciones entre si. Para el resto de millones de usuarios, proveedores y resto de las cadenas de valor del sector, la solución que propone Commerce Net a través de este BSNC sobre Internet costará menos de 1.000 dólares y se realizará en unas pocas horas.

Esta herramienta de CN proporcionará a toda la industria una solución en la que cualquiera podrá registrarse y, en pocas horas, disponer de todo lo necesario para integrarse en cualquiera de las múltiples cadenas de valor del sector, publicar sus servicios y, en definitiva, hacer negocios con empresas de cualquier parte del mundo, de forma transparente y sin tener que saber con qué tipo de ordenadores o sistemas de facturación o almacenamiento cuentan.

Los servicios básicos que ofrecerá esta BSNS serán capaces de mostrar datos sobre cualquier producto, catálogos de cualquier empresa, listas de precios, disponibilidad, inventarios, producción y entrega con la habilidad de actuar sobre ello haciendo un pedido. Algunos servicios más avanzados permitirán gestionar inventarios y hacer el seguimiento de pedidos y entregas, no sólo de una empresa, sino a través de la totalidad del sector. De esta manera, la totalidad de los fabricantes dispondrá de información fiable sobre los niveles de inventario de sus productos, y podrá decidir sus niveles de fabricación y planificar las entregas en los distintos puntos del globo en los que sean necesarios.

Esta nueva visión va mucho más allá de los denominados web services, eliminando barreras a la integración completa de procesos incompatibles hasta el momento, generando un entorno natural en el que conseguir crecimiento orgánico, permitiendo un grado de automatización desconocido hasta el momento y generando lo que el Dr. Tenenbaum denominó “comercio de enchufar y jugar” (por el concepto plug and play de Microsoft), de forma que cualquier servicio de negocio puede ser “enchufado” a otros para proporcionar soluciones específicas a nuevos problemas que irán surgiendo en este ecosistema de comercio abierto.

Según CN, con estas ventajas los BSNS serán pronto una realidad impulsados por fuerzas que lo entienden como una gran ventaja. Las compañías se sumarán a los BSNS de su propia industria para mejorar y abaratar los procesos de negocio de todo un sector, integrando proveedores y otros stakeholders que ahora no figuraban en su cadena de valor habitual. Por ejemplo, un banco capaz de prestar dinero en una operación online en tiempo real.

Los vendedores de software se harán rápidamente compatibles con el concepto abierto de BSNS para que sus productos puedan proporcionar valor añadido a los múltiples nuevos procesos y modelos de negocio que este ecosistema permitirá crear, entre ellos la creciente demanda para los procesos de negocio “bajo demanda”.

Proveedores de servicios de negocio actuales como Fedex o cualquier banco aprenderán a utilizar los BSNS industriales y de servicios como un nuevo canal de venta de sus servicios tradicionales, que mejorarán con las capacidad de respuesta inmediata a sus ofertas.

Los propios BSNS de cada industria serán nodos de una BSNS global que irá configurando nuevos procesos de negocio, agilizando los cruces entre industrias y servicios que ya existen y creando miles de nuevas soluciones sólo posibles en este entorno abierto interoperable. De momento, los inicios de las BSNS estarán centrados en industrias verticales específicas, como es el caso de PCNet, y en funciones horizontales básicas como servicios de pago y logística.

La industria española hará bien en seguir de cerca este desarrollo. Me alegraría ver como nuestras grandes empresas de servicios piensan integrar los suyos en este ecosistema creciente desde EEUU.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios