BAQUIA

El crecimiento de usuarios de telefonía móvil se estanca en España

Las operadoras españolas de telefonía móvil constatan estos días un cierto estancamiento en su cuota de suscriptores. Tras la leve recuperación experimentada antes del verano, lograda gracias al lanzamiento de ofertas y campañas publicitarias, la situación regresa a la calma. El mercado, se recuerda una vez más, ha tocado techo.

Telefónica Móviles, auténtica líder con el 56,1% de cuota de mercado en España, incrementó mínimamente su base de clientes. Más exactamente se incorporaron “apenas unos miles”, afirman fuentes de la compañía al diario Expansión. La oferta de contrato gratuito no está consiguiendo demasiada receptividad en los meses posteriores al verano. El incremento neto de usuarios en septiembre ha quedado, en cualquier caso, por debajo los de cien mil abonados.

Sólo entre el 1 de abril y el 20 de agosto, la compañía presidida por César Alierta incrementó su número de clientes en 785.000 personas, lo que representa una media de 157.000 abonados por mes. Tal y como se encarga de resaltar Expansión, Telefónica Móviles contaba a 30 de septiembre con 18,1 millones de abonados, exactamente la misma cantidad que la operadora anunció el 20 de agosto.

Vodafone suele presentar cifras semanas después del resto, aunque por las cifras puede calcularse que dispone de una cuota de mercado aproximada del 25,3% y 8,15 millones de clientes. Recientemente, los responsables de la empresa se marcaron como objetivo alcanzar el 30%, porcentaje que cada vez resulta más complicado conseguir.

Amena, que parece abocada a quedarse con la medalla de bronce, acaba de anunciar que ha llegado a los seis millones de clientes. Acapara el 18,6% de la cuota de mercado, a pesar de ser la que más se prodiga en ofertas para conseguir nuevos clientes.

Sumando todas las cifras, puede concluirse que en España existen 32,2 millones de usuarios de telefonía móvil, más del 80% de la población. A corto plazo, las cifras permiten vaticinar que el aumento será mínimo. Sólo la llegada del UMTS, la tecnología que se conoce pero no se ve, podría traer aires de renovación a un sector que, parece, ha tocado techo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios