BAQUIA

El dificultoso avance del cobro por contenidos

El cobro por el acceso a servicios o contenidos es un modelo de negocio todavía balbuciente y dubitativo, a falta de definir criterios y estándares para el cobro, consolidar medios de pago, o esperar la llegada de nuevos dispositivos de acceso a aquéllos, sin contar con la actitud todavía reticente de un gran porcentaje de los internautas. Pese a todo, las cifras de 2002 van mostrando un paulatino cambio de actitud

El gasto en contenidos en 2002

Según las estimaciones de Jupiter, el gasto en contenidos online de pago ascendió el pasado año a 1.600 millones de dólares, y llegará a 2.000 millones en 2003. El crecimiento anual se situará en torno al 20% hasta 2007, fecha en que los internautas gastarán 5.400 millones de dólares en acceso a contenidos.

Jupiter destaca que aún es muy pronto para que ningún medio online pueda sostenerse exclusivamente en el cobro por acceso a contenidos, de forma que al menos durante los próximos dos años, entre el 60 y el 70% de los ingresos de este tipo de negocios seguirá dependiendo exclusivamente de la publicidad. Las cifras corroboran este supuesto, ya que la publicidad online generará unos 6.200 millones de dólares de ingresos este año, que ascenderán a 14.000 millones en 2007, el triple que los ingresos por cobro de contenidos.

En los Estados Unidos, según las cifras de la Online Publisher Association, 14,3 millones de internautas, el 10,3% de la población online, pagaron por contenidos durante 2002. El aumento con respecto a 2001 es notable, ya que entonces fue el 7,6% de los internautas los que accedieron a contenidos de pago. En total, los internautas gastaron en este concepto 1.300 millones de dólares, lo que supone un aumento del 95% con respecto a los 670 millones de dólares de 2001.

  • La categoría de Personal / Encuentros es la que concentra mayor gasto (302 millones de dólares), por delante de Inversión / Negocios (292) y Entretenimiento (227,5). Es de destacar la alta concentración en el gasto, ya que estas tres primeras categorías acaparan el 63% del gasto total.

  • Yahoo, empresa pionera entre los portales generalistas en incorporar contenidos y servicios de pago, encabeza el ranking de las empresas con mayores ingresos por este concepto, por delante de Match.com, Real.com, Classmates.com y la edición online del Wall Street Journal.
  • Como modelos de pago, un 86% son suscripciones, mientras que sólo el 14% son pagos aislados, lo que demuestra una cierta fidelidad de los usuarios al sistema. Entre las distintas suscripciones, un 47% son anuales y el 44% mensuales.
  • El importe medio de una suscripción anual fue de 48,9 dólares; el de la suscripción mensual, de 10,3 dólares; y el de los pagos aislados, presentes sobre todo en las categorías de Juegos e Investigación, de 22,6 dólares.

Un modelo de negocio aún balbuciente

Es posible que aún haya que esperar un periodo de al menos cuatro o cinco años para que los modelos de negocio basados en el cobro de contenidos comiencen a atisbar posibilidades de prosperar, cosa que no será posible hasta que no se resuelvan factores como:

  • El asentamiento, difusión y popularización de los servicios o contenidos por los que se cobrará, tanto por parte de las empresas como de los proveedores de acceso.
  • La consolidación de la aún naciente industria de la sindicación de contenidos de pago.
  • Igualmente, la consolidación y estandarización de los medios de pago.
  • Actualmente, muchos contenidos de pago son genéricos y poco segmentados, y en sectores como los diarios online, son a menudo los mismos que las versiones tradicionales de esos medios trasladados al canal electrónico, por lo que se produce duplicidad o redundancia, y el usuario no percibe el valor añadido del nuevo canal.
  • La difusión de la banda ancha inalámbrica y el surgimiento de nuevos aparatos móviles, que permitan el acceso a los contenidos sin la dependencia física de estar sentados delante del monitor del ordenador.

Precisamente, la difusión de la banda ancha es uno de los factores en los que tradicionalmente se ha confiado como futuro impulsor del acceso a contenidos de pago (consecuentemente, de más calidad), aunque lo cierto es que la relación, al menos por el momento, no está tan clara.

Según otra investigación elaborada por Jupiter en seis países europeos (Alemania, España, Francia, Italia, Reino Unido y Suecia), un 59% de los internautas estaría dispuesto a pagar por contenidos, porcentaje que ha crecido desde el 53% de 2001. Dentro de la prudencia con que aún deben manejarse las cifras debido a la reticencia de los internautas al pago, los usuarios con acceso de banda ancha están ligeramente más predispuestos al pago que los que cuentan con una conexión convencional, en aspectos tales como la compra de música (25% frente a 18%) o de vídeos (18% frente a 11%).

La situación de los periódicos online

Los periódicos online son uno de los sectores que más decididamente parece que van a apostar (o lo están haciendo ya) por el cobro para el acceso a sus contenidos y servicios, por lo que es conveniente echar un vistazo a la situación actual del sector.

Un estudio elaborado por Innovation entre más de 400 periódicos digitales de todo el mundo (el 45% ubicados en Europa, el 30% en Norteamérica, el 15% en Latinoamérica) revela algunas de las pautas en que se encuentra esta industria, aunque hay que tener en cuenta que la gran heterogeneidad del sector dificulta las generalizaciones y las pautas comunes de comportamiento.

  • De los más de 400 diarios analizados durante 2002, un 58% perdía dinero, un 25% se encontraba en equilibrio financiero, y un 17% obtenía beneficios. Es de destacar que más del 80% de los diarios basan sus ingresos exclusivamente en la publicidad, por lo que, por el momento, el hecho de establecer o no tarifas, no está influyendo en los resultados económicos, siendo más bien una política a la que se van sumando cada vez más medios.
  • Entre los que han establecido tarifas, el 70% lo hacen por servicios o contenidos específicos, mientras que sólo el 20% lo hace por el acceso. El 10% restante establece modelos mixtos.
  • Por el momento, el establecimiento de tarifas de acceso no parece afectar gravemente al número de visitantes: el 68% declara que no ha habido cambios en el número de visitas, aunque para el 32% restante, sí ha habido repercusiones en mayor o menor medida.

  • La tendencia al cobro durante los próximos años es creciente. Para el presente 2003, un 46% de los medios que ahora son de libre acceso se declara predispuesto o muy predispuesto a cobrar, mientras que el 54% mantiene la opción contraria. En un plazo de cinco años, la unanimidad es casi total, ya que el 87% de los periódicos espera cobrar a sus usuarios para entonces.

Más información en Nuevas vías de ingresos para las páginas de contenidos en España


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios