BAQUIA

El e-learning y el fomento de hábitos intelectuales

Hay quien piensa que un campus virtual es sólo el escenario interactivo en el que se desarrolla cualquier programa de e-learning. Sin embargo, cualquier persona que haya puesto un pie en él podría decir que se trata de un espacio global de participación cuyos principales componentes son las personas que lo integran. ¿Por qué siempre que se habla de formación online se hace referencia exclusivamente a la metodología, materiales de uso o soporte técnico?, ¿Por qué nunca se centran en los auténticos protagonistas que configuran este entorno? ¿Porqué no se habla de los alumnos?

Resulta curioso que siendo el alumno el principal protagonista de este sistema de aprendizaje –ya que es quien adquiere conocimientos y los ejercita a través de una plataforma de Formación Virtual–, sea tratado por los más escépticos como \”víctimas\” de las circunstancias tecnológicas y como \”sujeto pasivo\” al que se le \”aplican\” técnicas, métodos y contenidos diseñados de cualquier manera con el fin de que se produzca el \”milagro final\”, que no es otra cosa que el aprendizaje.

Pues bien, resulta que las la situación no es así en absoluto, o al menos, no siempre es así. Existen instituciones educativas especializadas en e-learning, como es el caso de la Universidad Abierta Interactiva, cuya experiencia defiende que el auténtico valor de cualquier programa formativo ha de residir obligatoriamente en el alumno. De hecho, lo considera su principal valuarte. \”Es prioritario hablar de los hábitos intelectuales concretos que veo y reconozco cada día en nuestros estudiantes. Hábitos fundamentales para que exista aprendizaje y que, gracias a las tecnologías, se pueden medir, son hechos constatables\”, señala Sonia Diez, directora general de la Universidad.

Un entorno socialmente activo

De todos es sabido que la metodología empleada en la formación online adquiere su verdadero potencial por su interacción con el medio, es decir, consigue independencia espacial, temporal e interactividad. Pero, ¿se puede hablar de que exista entre sus estudiantes una participación activa? y, lo que es aún más importante, ¿se puede hablar de transmisión de actitudes y valores o es sólo un medio para la transmisión de \”contenidos\”?

Precisamente, ese es concretamente el camino que ha abierto Universidad Abierta Interactiva: fomentar propuestas y el esfuerzo entre sus alumnos, promover hábitos de análisis y reflexión para resolver con éxito problemas en situaciones ambiguas. Y lo que se ha convertido en el gran referente para esta institución educativa: aprender a trabajar en equipos multidisciplinares y multiculturales, desde la distancia física pero capaces de gestionar en condiciones óptimas la comunicación necesaria entre ellos para sacar adelante proyectos comunes… En palabras de Sonia Diez, Se trata, en definitiva, de \”enseñar a trabajar juntos, estemos dónde estemos\”, recalca Díez.

Al contrario de lo que pueda pensarse, los alumnos en Universidad Abierta Interactiva están activamente presentes, \”entran al campus virtual para estudiar, para buscar información, para contrastar opiniones con profesores, compañeros… No tendría sentido estar ausente. Yo no podría asegurar lo mismo de la totalidad de alumnos que han estado presentes en el aula durante mis clases presenciales\”, señala Sonia Diez.

\”Se ha hablado mucho de los peligros de la desinhibición en los entornos virtuales y muy poco del grado y tipos de interacción real entre alumnos y profesores\”, comenta la Directora de Universidad Abierta Interactiva, cuya experiencia le ha demostrado que si algo caracteriza a estos entornos es la actitud reflexiva y de respeto de cada una de las personas que los integran. Y es que esto resulta evidente: el hecho de escribir un mensaje implica tomarse un tiempo extra para pensar en \”lo que realmente uno quiere decir\” y en \”revisar lo que uno realmente dice\”.

Lo cierto es que a aquellas personas que estudian a través de esta metodología se les atribuyen dos valores muy importantes que actualmente el mercado laboral considera prioritarios: la autodisciplina y la determinación. Como explica Sonia Diez \”se ha vendido mucho la idea del pelotazo, pero lo cierto es que el camino hacia el éxito profesional está lleno de momentos que exigen marcarse objetivos claros y afrontarlos con determinación y un enorme grado de autodisciplina. Los alumnos que se enfrentan a retos saben que no existe el acelerón final. La evaluación es continua y se les pide todo su empeño y esfuerzo para finalizar con garantía de éxito su programa. Y el éxito no es otra cosa que el aprendizaje, ¿de qué sirve estudiar un programa Máster en el que al finalizar no hubiera aprendido nada? No creo en los programas que venden el e-learning como algo que no requiere esfuerzo\”.

Queda claro que el mayor valuarte del e-learning son sus alumnos, ¿quién podrían negarlo cuando hemos dicho que son personas autodisciplinadas y con determinación, que se comportan de forma reflexiva y respetuosa y además asumen una actitud proactiva ante los retos?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios