BAQUIA

El FBI apaga sus sitios web accidentalmente

Si por el FBI fuera, a buen seguro que mandaba despegar a todos los B-52 de sus bases para bombardear los backbones que sostienen la Red y acabar con ella. Si su eficacia en el mundo real ha sido más que cuestionada, sobre todo a raíz de los atentados del 11-S, su cuerpo de ciberpolicía, el National Infrastructure Protection Center (NIPC), cuenta sus actuaciones por ridículos. En el último, el FBI apagó sin querer sus propios sitios web.

Internet es para el FBI la amenaza fantasma. Visto que no puede acabar con ella, se ha empecinado en controlarla, enchufando su Carnivore, con poco éxito, a las redes para ver que se cocía por ahí. Tanto el Gobierno estadounidense como los agentes federales han convertido la persecución del cibercrimen en una prioridad e Internet en la posible puerta de entrada de los secuaces de Bin Laden. Sin embargo, el cuerpo de élite (NIPC) creado para colocarse en la vanguardia para frenar los ciberdelitos demuestra una eficacia similar a la Pepe Gotera y Otilio para frenar inundaciones en el baño.

Hace poco el NIPC, famoso ya por por infectar su red con el virus SirCam y cometer otros errores de principiante, tuvo que agachar la cabeza tras advertir a los ISPs de un ciberataque de grandes dimensiones proveniente de los países del Este de Europa sin que nada ocurriese.

Ayer por la mañana, el FBI apagó accidentalmente sus propios sitios web, con lo que los visitantes a FBI.gov o NIPC.gov recibían páginas en blanco como respuesta. El problema se debió a una mala configuración en la organización de su sistema de dominios que ya ha sido resuelta. El FBI se mostró exhultante tras comprobar que no se trataba de un ciberataque y todo quedaba en casa: \”El servidor está caído, se trata de un asunto interno. Son buenas noticias ya que no se trata de un ataque\”, explicó el portavoz de la agencia.

  • Más en News.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios