BAQUIA

El fundador de Wikipedia admite serios problemas de calidad

Jimmy Wales, cofundador de Wikipedia, reconoce que el proyecto tiene problemas de calidad, y junto con Larry Sanger pretende que sólo escriban los usuarios que realmente conocen los temas que tratan. El énfasis se pone en los artículos bien informados, la longitud de las entradas y características del proceso como la velocidad, pero parece que todo esto no sirve para satisfacer las expectativas de los promotores de la iniciativa.

Esta reacción se produce por recientes críticas de expertos que han afirmado que una enciclopedia con apenas un pequeño porcentaje de buenas entradas no puede considerarse un éxito. Parece que a Wales y Sanger tampoco les gusta que los artículos de Wikipedia se extiendan por los mil y un tentáculos de la Red, porque ello les somete a interpretaciones no siempre acertadas en blogs, foros, etc. Entienden que este factor desvirtúa la esencia del trabajo.

Tradicionalmente, los partidarios de Wikipedia han respondido a las críticas diciendo que, si a un usuario no le gusta una entrada, puede fijarla él mismo. La segunda línea de defensa apunta a los defectos existentes en las enciclopedias clásicas, como si los errores en la Británica justificaran los que se producen en la enciclopedia online.

Más cuestiones relacionadas con la calidad: incluso cuando un artículo de Wikipedia es correcto al 100%, a menudo parece como traducido de otra lengua, o como elaborado por varios redactores. Quedan por tanto muchos de ellos incoherentes y simplistas. Naturalmente, el implícito desprecio a la subjetividad que se practica en la gran enciclopedia digital tampoco ayuda precisamente a que los textos sean atractivos en matices, colores o ritmos.

Quizás llegue el día en que Wikipedia se convierta en la obra de referencia más asombrosa que el mundo haya visto nunca; pero ello dependerá de que logre captar el concurso de verdaderos expertos y una calidad superior en la escritura, porque los procedimientos técnicos, por buenos que sean, no pueden remediar tales carencias. De no ser así, corre el peligro de parecerse a las enciclopedias tradicionales más aún de lo que se asemeja ya hoy.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios