BAQUIA

El garaje de donde surgió Google

A menudo hemos oído hablar de la expresión “start-up de garaje”: jóvenes talentosos, sin presupuesto para afrontar el alquiler de un local o unas oficinas, optan por instalar su cuartel general en el garaje o el sótano de una casa, donde incuban sus proyectos con mayor o menor fortuna. Pues no, no se trata de un mito ni una metáfora, sino de un hecho que sucede con frecuencia… en EEUU, claro.

Google, sin ir más lejos, es un ejemplo sintomático. En el año 1998, Susan Wojcicki acababa de terminar un MBA y de comprar una casa en el 232 de la Avenida Santa Margarita, en Menlo Park, al sur de la bahía de San Francisco. La casa le costó 600.000 dólares, y para ayudar a pagar la hipoteca decidió alquilar el garaje a dos estudiantes de la vecina Universidad de Stanford, por 1.700 dólares mensuales.

Dichos estudiantes no eran otros que Larry Page y Sergey Brin, los dos fundadores de Google, ahora multimillonarios, pero por entonces dos desconocidos con la idea de crear un buscador de Internet que funcionara mediante un complejo algoritmo. Fue en el garaje de Susan donde se incubó Google: “Es bueno recordar que la compañía surgió de una casa pequeña, no de una gran mansión”, recuerda ésta.

Y es que alojar en su casa a Page y Brin resultó para Wojcicki un golpe de suerte que cambió su vida. Un año después de comprar la casa, ella misma fue contratada en la empresa recién creada. De hecho, Susan es la empleada número 18 de Google. Su trabajo inicial en el departamento de marketing, después de marcharse de Intel, consistió en depurar el logotipo del buscador (ella inventó los
doodles, o logos especiales para fechas señaladas) y el aspecto general de la página de inicio.

Actualmente, Susan es una de las máximas ejecutivas de Google, responsable de la vital sección de publicidad online. En 2003 fue la inventora del sistema AdSense, uno de los pilares financieros de la compañía. También fue suya la idea de extender los anuncios patrocinados (\”Ads by Google\”) más allá del propio buscador. Actualmente, su trabajo está centrado en extender la base de anunciantes de Google a soportes tradicionales, como periódicos, radios y televisión.

Pero su relación con los fundadores de Google ha ido incluso más allá de lo profesional, ya que su hermana pequeña, Anne, contrajo matrimonio recientemente con Sergey Brin, que por tanto, además de jefe, ha pasado a ser su cuñado. También el marido de Susan es ejecutivo de Google, por lo que las comidas familiares deben recordar a los consejos de administración.

Ya lo sabe: si tiene usted una casa con garaje y sabe de algún joven emprendedor con una idea brillante en la cabeza, ábrale las puertas. Podría cambiar su vida.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios