BAQUIA

El Gobierno quiere liquidar MoviLine para dar más licencias

Anna Birulés está dispuesta a hacer todo lo posible con tal de entregar las dos nuevas licencias de telefonía móvil 3G que prometió para antes de mayo. Técnicos del Ministerio de Ciencia y tecnología están barriendo todas las posibilidades que brinda el espectro radioeléctrico con tal de buscar ancho de banda suficiente para que dos nuevas empresas puedan prestar sus servicios. Así, se está pensando en cerrar la filial de telefonía móvil analógica de Telefónica, MoviLine, que tiene unos 270.000 clientes.

Telefónica, de momento se ha negado a este hecho aduciendo que la fecha programada para su desparición es el año 2007. MoviLine tiene pocos clientes, por lo que económicamente no es muy interesante para la operadora, pero sirve acceso a telefonía en zonas en las que es imposible conectar de otra forma.

Algunos expertos del sector, no obstante, afirman que aunque el cierre de MoviLine se llevara a cabo, no sería una solución definitiva para la concesión de dos nuevas licencias. Añaden que las limitaciones de espacio serían importantes y harían estas concesiones poco interesantes.

El ministerio de Birulés continúa con los planes de conceder dos nuevas licencias de telefonía móvil de tercera generación, a pesar de las protestas de las operadoras que ganaron el concurso de UMTS, Telefónica, Airtel, Amena y Xfera. Estas compañías afirman que la tasa por el espectro que ha planteado el Gobierno, más el aumento de la competencia en el sector, haría inviables las inversiones necesarias para la Red de tercera generación.

  • En El País


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios