BAQUIA

El iPhone es el tesoro más codiciado por los piratas

El revuelo montado durante todos estos meses, la oleada de noticias diarias, la ilusión generada en analistas y consumidores, la ambiciosa campaña de marketing… Todo ha contribuido para convertir el lanzamiento de un teléfono móvi en el acontecimiento del año, y poner al iPhone en el punto de mira de violadores de seguridad de diferente pelaje.

Parece que el desenfreno y las ansias por hacerse con los codiciados aparatitos empiezan a dar paso a una calma serena y, sobre todo, a un estado de alerta, porque lo que se ha convertido en el mayor tesoro para los amantes de la tecnología también es ahora el principal objetivo de los peligrosos piratas informáticos.

Desde antes incluso de su salida en Estados Unidos, el iPhone ya estaba avisado de inminentes ataques. En la revista online PC World algunos piratas declaraban sin tapujos sus intenciones de asaltar el barco de Apple en cuanto zarpara: “Creemos que será una tarea fácil. Estamos al tanto de que varios de los ingenieros que hicieron el iPhone provienen del mundo de la telefonía móvil y nosotros entendemos bastante bien sus técnicas de diseño. Fácil, para nosotros, significa dentro de una semana”.

Ahora, varias semanas después de que el iPhone se echara a la mar, los piratas acechan más que nunca y son varios los frentes abiertos.

La firma de seguridad Spi Labs advierte de que marcar números y hacer llamadas desde el navegador Safari que utiliza el iPhone puede poner al descubierto al teléfono, y hacerlo vulnerable a varios ataques.

Según Spi Labs, los atacantes podrían explotar una vulnerabilidad en esta herramienta que permite las llamadas desde el navegador, y hacer que la victima realice llamadas sin tener conocimiento a líneas tipo 900, con el consecuente disgusto cuando llegue la factura.

También podría afectar a la privacidad del usuario, puesto que estos ataques estarían capacitados para hacer que los crackers tuvieran conocimiento de las llamadas realizadas por la víctima; y lo que sería aún peor, el teléfono podría quedar bloqueado e inulitizado para realizar llamadas, o por el contrario, ser programado para realizar llamadas sin parar.

De momento, Spi Labs está trabajando conjuntamente con Apple para solucionar el problema, pero advierte de que hasta entonces lo mejor para los usuarios de iPhone es no hacer llamadas ni marcar ningún número desde el navegador Safari.

Otro famoso acosador del iPhone es el ingeniero informático noruego Jon Lech Johansen, uno de los primeros en anunciar que había logrado hackear el iPhone, poco después de su lanzamiento. El día tres de julio anunció en su blog que había conseguido desbloquear el iPhone y liberarlo del blindaje de la compañía AT&T, que ostenta en exclusividad el contrato con iPhone, permitiendo que sus usuarios no requieran de la red de dicha operadora para utilizar las funcionalidades de música e Internet del teléfono.

Por si fuera poco, la firma de seguridad Panda Labs acaba de advertir que ha descubierto una herramienta que controla una red de ordenadores zombies que han sido infectados por el iPhone. Según Panda, la herramienta permite a los criminales llevar a los infectados a páginas falsas que a primera vista tienen la apariencia de la web oficial del iPhone. Si la víctima intenta comprar el teléfono desde esta web, los delincuentes se harán con sus datos bancarios.

Aunque todavía falta para el estreno de iPhone en España, parece claro que habrá que andarse con ojo y no dejarse llevar demasiado por la codicia de poseer uno cuanto antes.

www.baquia.com


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios