BAQUIA

El Nasdaq retrocede a niveles de hace cinco años

El Nasdaq se está resintiendo de manera muy importante del descalabro financiero de Worldcom. Ni el estallido de la burbuja puntocom, ni el once de septiembre habían conseguido que superara por muy poco los 1.400 puntos. Algo que pasó ayer lunes tras descender algo más de un 4%. El índice tecnológico estadounidense jamás había caído tan bajo desde hace un lustro, más concretamente desde el 10 de junio de 1997. Es la novena vez en su historia que cae por debajo de la barrera psicológica de los 1.500 puntos.

Desde luego, el Nasdaq no podía empezar peor el verano. Pero no ha sido sólo este mercado el que se ha desplomado, ya que los otros dos principales índices estadounidenses, el Dow y el Standard&Poors 500 también retrocedieron un 1,44% y un 2,14% respectivamente.

También las principales compañías que integran el Nasdaq están experimentando retrocesos. Por poner unos cuantos ejemplos, Microsoft cayó un 4%, Oracle un 5%, Yahoo! un 7,7%, Siebel Systems un 6%, Dell un 4%, Sun un 6%, Apple un 4% y Cisco algo más de un 6%. También IBM, HP, EMC y Gateway acabaron el día con descensos. Claro que la peor parte ha sido para Worldcom, que inició la semana cerrando un 93% por debajo de su precio inicial, con el valor de la acción literalmente por los suelos (a unos 6 centavos).

Dan McMahon, mandamás de CIBC World Markets, lo achaca a que “la preocupación de que la recuperación económica no es tan robusta como la gente esperaba, y aún hay una nube de pesimismo obre los asuntos contables. La gente está esperando quien será el siguiente en caer. Además es una semana de vacaciones, por lo que la volatilidad es exacerbada”. Otros, como Donna Van Vlack de Brandywine Asset Management recuerdan también que se espera algún tipo de atentado para el cercano 4 de julio.

No obstante hay quien sigue echando la culpa del batacazo a la crisis de las empresas de Internet. Steven Milunovich, de Merrill Lynch, ha declarado que “estamos claramente pagando el precio de la burbuja” y explica que “históricamente, cuando una burbuja estalla, lleva más tiempo del que se pueda pensar. Y mi impresión es que aún nos va a llevar un poco más”.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios