BAQUIA

El Nuevo Mercado alemán cerrá sus puertas a principios de 2003

El Neuer Markt, mercado alemán de valores tecnológicos y nueva economía, cerrará sus puertas a principios de 2003 por decisión de Deutsche Boerse, sociedad encargada de gestionar la bolsa de Fráncfort. También desaparecerá el Smax, un mercado para las compañías de baja capitalización.

La determinación de dar cerrojazo a las operaciones bursátiles de este Nasdaq alemán está justificada por la progresiva depreciación de las acciones en sus dos índices, Nemax All Shares y Nemax 50, que recoge los 50 títulos más valorados de este sector.

Pero por encima de todo, lo que se pretende es recuperar la confianza de los inversores, que han visto cómo el valor de sus acciones ha caído un 96% desde marzo de 2000, fecha en la que la burbuja de Internet estalló hecha mil pedazos. Entonces, el Nemax 50 llegó hasta los 8.140 puntos. A día de hoy apenas supera los 368.

“Queremos organizar nuestros mercados… de acuerdo a las necesidades de los inversores”, ha aclarado Volker Potthoff, alto ejecutivo de Deutsche Boerse. “Estamos asegurando la mayor trasparencia con reglas más claras”, añadió.

Las compañías que cotizan en el Neuer Markt pasarán a integrar dos nuevos grupos con diferentes reglas, según ha señalado Deutsche Boerse. En uno entrarán las compañías dirigidas a los mercados de capital internacionales, mientras que en otro participarán las empresas que operan en territorio nacional.

El primer grupo, llamado Prime Standard, sólo estará abierto a las empresas que estén dispuestas a acogerse a las reglas de contabilidad internacionales y provean información detallada a los inversores, incluidos resultados trimestrales. Afortunadamente para las compañías que entren en este grupo, las reglas a las que deberán someterse serán menos rigurosas que las que imperarán en el segundo grupo, el National Standard.

La reestructuración del Nuevo Mercado alemán estaba más que cantada desde hacía varios meses. Para muchos, incluso, estaba clínicamente muerto, pero la Deutsche Boerse optó por no proceder a su cierre por motivos de imagen y prestigio.

La bolsa germana no es la única que ha pasado un insoportable calvario los dos últimos años. El Nuovo Mercato italiano o el Nouveau Marche parisiense –que han caído un 93% desde 2000– han sufrido lo suyo desde 2000.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios