BAQUIA

El nuevo perfil del emprendedor ideal

Hace un año, antes de la caída del Nasdaq y cuando la producción de sitios web era más fertil que la cosecha de naranjas en Valencia, cualquiera podía ser un entrepreneur. Bueno, no cualquiera. Pero los requerimientos no eran demasiado exigentes: ser joven, haber hecho algún MBA en los Estados Unidos, usar camisa Polo y tener una gran sonrisa, parecían ser, a la ligera, las características que unían a los mentores de los sitios. Con eso casi se convencía al inversor, padecedor de la fiebre de Internet, y el dinero inicial para la aventura estaba asegurado.

Actualmente, la cosa no es tan sencilla. Los titulares de las secciones de economía y finanzas de los diarios anuncian más cierres de empresas puntocom que aperturas: el invierno ha llegado al jardín del mercado virtual y promete marchitar muchos retoños antes de irse. Por este motivo, las incubadoras -muchas de las cuales surgieron en medio de aquella bonanza- prestan más que nunca atención a los huevos que eligen proteger en sus regazos.

Entre las que más destacan, est&aacute:NexxyCapital, la incubadora de proyectos de Internet del Exxel Group e InternetCo Investments, que llegó a la Argentina en marzo de 2000 para proporcionar a los proyectos de Internet, en estado embrionario, capital y espacio físico (oficinas, computadoras y conectividad) para el desarrollo de sus negocios; además de servicios, como apoyo gerencial y asistencia administrativa.

Hace poco, la compañía decidió marcar parámetros y dio a conocer un informe en el que analiza el perfil del emprendedor basándose en los más de 200 proyectos que recibió entre los meses de abril y septiembre -periodo posterior a la caída del Nasdaq-. Lo interesante del estudio es que permite dibujar la silueta del nuevo emprendedor, aquel cuyo proyecto fue presentado en época de sequia, donde el dinero ya no fluía tan fácil y los argumentos de su plan debían sonar más convincentes ante oídos menos crédulos.

Para empezar a desmenuzar los elementos que no deben faltar en el bolsillo del nuevo emprendedor, el primer dato que Nexxy descubrió es que el 95 por ciento de ellos son hombres, cuyas carreras están principalmente ligadas a la ingeniería o la tecnología.

Las silueta del nuevo emprendedor

Un punto crucial surge a la hora de analizar la edad. Si bien al leer las cifras parece no haber sorpresas (el 63 por ciento tiene menos de 30 años, y el 26 entre treinta y cuarenta), uno de los dones que buscan las incubadoras es la experiencia. Según Francisco Moreyra, CEO de Nexxy Capital, \”es ideal que la persona tenga estudios relevantes y una experiencia rica en el rubro al cual se dedica\”. La fórmula parecería ser: poca edad + mucha experiencia = éxito. La incógnita es dónde va a parar la experiencia de las personas que tienen entre cuarenta y cincuenta años, y más (edad que solo abarca al 6 y 5 por ciento de los emprendedores, respectivamente).

Otro dato que se debe pensar dos veces antes de llenar el curriculum es el lugar de residencia, ya que el 87 por ciento de los emprendedores proviene de Capital Federal y Gran Buenos Aires, seguido por unos magros 5 por ciento de Mendoza, 4 por ciento de Mar del Plata y 3 por ciento de Córdoba y Santa Fe.

Dentro de su formación académica, el 65 por ciento tiene estudios universitarios completos, el 25 estudios terciarios en curso y el 6 estudios secundarios. El dato curioso, en este aspecto, es que sólo el 4 por ciento tiene un posgrado terminado. \”Los estudios o cursos fundamentales, si es que los hay, son aquellos vinculados con la administración y los negocios\”, afirma Moreyra. Para el CEO, el tan buscado MBA es el master que más contribuye a la formación de un emprendedor \”porque ofrece las materias relevantes para el mundo de los negocios\”.

En cuanto al modelo de negocio que se va a presentar parece haber más libertad. El 46 por ciento de los proyectos están orientados a los consumidores (el llamado B2C) y el 21 por ciento a otro negocio (es decir, B2B). Mientras que los sitios dedicados al contenido representan sólo 19 por ciento. \”Igualmente, lo más importante para que un proyecto triunfe es que debe estar sustentado en un modelo de negocios viable y tener un equipo muy sólido atrás\”, aclara Moreyra.

Una de las mejores noticias que puede recibir el aspirante es que el dinero necesario para emprender la aventura no es demasiado: el 46 por ciento de los emprendedores ha invertido un capital de 10.000 dólares, solo un 23 por ciento han puesto de su bolsillo entre 10.000 y 50.000 dólales, mientras que los depositarios de más de un millón conforman un 2 por ciento.

Claro que al momento de pedir dinero para financiar el proyecto, los muchachos son más exigentes y, como con probar no se pierde nada, el 32 por ciento solicita más de un millón de dólares, el 28 pide entre 100 y 500 mil, el 15 entre 10 y 50 mil, y un desorientado grupo de 10 porciento no tiene ni idea del capital que necesitará para llevar adelante su negocio.

Para cerrar el estudio vale tener en cuenta dos características que el número uno de Nexxy considera fundamental en un emprendedor exitoso: \”mucha ambición y tenacidad\”.

Concentración y trabajo

Estas parecen ser las dos premisas de la incubadora WorldCap, entre cuyos principales hijos, o \”empresas asociadas\” (como prefieren llamar a sus sitios incubados), se encuentran Bumeran.com (recientemente vendida a Terra), Mercosur.com y Universired.com.

James Millership, co-fundador y COO de WorldCap, coincide en que el rango de edad va de los 25 a los 35 años en su mayoría, pero las características que menciona parecerían ser más abiertas: \”Lo importante es que tenga mucho animo de trabajo, con un foco y pensamiento lateral. No hay preponderancia de sexos, pueden ser tanto mujeres como hombres de una alta capacidad\”. Millership afirma que los que llegan, en general, son bien organizados, con don de gente y comprometidos en un 150 por ciento a nivel tiempo y capital.

Al evaluar los estudios, el hombre de WorldCap resalta que estos no definen las capacidades antes mencionadas: \”un background académico no define el éxito de un entrepreneur. Pero, de todas maneras, cierto nivel de estudios pueden ser muy definitorios a la hora de enfrentar los desafios diarios porque representan herramientas útiles y pautas claras. El entrepreneur debe tener la habilidad de pensar y resolver varios temas a la vez\”. Para el COO los conocimientos más destacados son los que giran en torno a marketing y ventas, asuntos financieros, gerenciamiento del tiempo, planeamiento y organización, control de costos.

Voluntad para trabajar mucho sin perder el foco del objetivo, con mucha persistencia y la habilidad para desarrollar y manejar un equipo, son los elementos que completan la mochila del buen emprendedor.

En cuanto el proyecto en sí, Millership opina que debe contar con un equipo de management sólido y capaz, un claro camino hacia la rentabilidad y un claro entendimiento del negocio en el que se están metiendo. \”Durante el trabajo debe haber un control financiero sobre los gastos y una excelente comunicación con los inversores. También es importante que apunten a un mercado amplio, con oportunidades, con limitada cantidad de jugadores, una ventaja competitiva clara y sostenible en el tiempo, y lograr ser los número uno en el segmento elegido\”, concluye.

El objetivo es básico: llegó la hora de ganar dinero. Esto se deduce de la charla con Diego Neponmeschi, responsable de Baquia Conector, para quien la caída del Nasdaq cambió la visión de los empresarios: \”Antes, los inversores estaban dispuestos a esperar cinco años de pérdidas porque la tasa de rentabilidad prometida era increíble. Entonces, apostaban en proyectos de chicos de 20 años con muchas horas de libros, pero con nada de experiencia en el mundo laboral\”.

En definitiva, el emprendedor actual debe plantear un plan de negocio tradicional y, para hacerlo, debe contar con viejos valores: experiencia, estudio y mucha fuerza de trabajo. Facultades nada fáciles de obtener en un mercado cada vez más competitivo, más desconfiado y en recesión.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios