BAQUIA

El número de internautas sigue creciendo en EEUU, igual que la desconfianza en la Red

Los estadounidenses que navegan por Internet con frecuencia han seguido aumentando durante el último año, lo que no ha evitado que sobre la Red siga cayendo un halo de desconfianza, sobre todo en lo relacionado con el manejo de datos privados, según el último Consumer Internet Barometer que realizan NFO WorldGroup, Forrester Research y Conference Board.

Cerca del 61% de los estadounidenses se conecta a Internet al menos una vez al mes, un 2% más que a finales del año pasado, según el estudio. De ellos, más del 35% navega todos los días, y el 15% varias veces a la semana. Sin embargo, el barómetro encuentra que aunque aumenta el uso de la Red y la satisfacción del consumidor en casi todos los ámbitos, los niveles de confianza han descendido respecto al año pasado.

El porcentaje de compradores online que confían en que su información personal permanecerá segura durante las operaciones ha pasado del 27% al 31%, pero sólo el 21% del total de internautas cree que las transacciones de datos en el comercio electrónico son seguras.

Además, el informe cuenta que alrededor del 36% de los internautas de EEUU utiliza la Red para comunicaciones personales, mientras que el 18% se conecta para actividades relacionadas con el trabajo. Entre los compradores online, el 31% gastó más de 250 dólares en el tercer trimestre de 2002, frente al 28% en los últimos tres meses del año pasado.

Si los usuarios están preocupados por lo que pueda ocurrir con sus datos personales cuando compran en la Red, las tiendas online lo están por el fraude, un problema que no termina de atajarse. Los cibercomercios dicen que el fraude con tarjetas de crédito les cuesta más de 1.000 millones de dólares cada año, por lo que han unido sus fuerzas para ayudarse mutuamente a identificar a los usuarios de tarjetas robadas, capturar a los criminales y contribuir a que los internautas pierdan el miedo a comprar.

Un grupo formado por algunas de las mayores tiendas de comercio electrónico, configurado a lo largo del último año y denominado en principio Internet Merchant Fraud Roundtable, creará una gran base de datos compartida que los cibercomercios utilizarán para bloquear las transacciones fraudulentas. El grupo prevé completar la base de datos a principios de 2003.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios