BAQUIA

El periodismo digital, condenado al ostracismo: ¿Hasta cuándo?

Podrán ganar más o menos dinero, o incluso no ganar ninguno, y hasta tener pérdidas; pero nadie duda hoy que, pinchada la burbuja tecnológica, el mercado de Internet ha sufrido una cirugía darwiniana que ha dejado en el candelero a unos cuantos jugadores. Más los que puedan venir (y menos los que vayan siendo expulsados). Esto, claro, también es aplicable a los medios de comunicación digitales, objetos de deseo donde los haya.

Sin embargo, y cuando hasta EEUU muestra los primeros indicios de aperturismo al respecto, la situación del periodismo online en España no pasa por su mejor momento. Y el problema no es la audiencia, credibilidad o solidez del modelo de negocio de las empresas dedicadas a ello, sino la actitud despectiva, por interesada, del Gobierno.

Aquí se sigue considerando a la prensa online como algo aparte, una segunda categoría que no pinta nada en las ruedas de prensa del Consejo de Ministros, por ejemplo. Eso sí, como para perjudicar ya está el poder, más les vale a los medios en la Red ponerse de acuerdo para establecer las normas por las que debe regirse el sector, que el ministro de Industria ya amenaza con que en caso contrario lo hará el Gobierno. O sea, quieren ser juez y parte.

Es para echarse a temblar. Desde el Ejecutivo hablan de \”buenas prácticas\”. ¿Qué quiere decir esto? ¿No criticar a los ministros, ser dóciles a la par que simpáticos? ¿Subvencionar a los medios afines para tener por fin peso específico en el sector?

Quizás los medios digitales también nos hemos visto superados por la vorágine, sin quererlo; tal vez la profusión de bloggers, bitácoras, nuevos medios que surgen como setas, contribuya a fomentar una indeseable confusión. Y esta es precisamente la mejor excusa que puede tener cualquier gobierno para no dar lugar al cambio. Pero se impone saber distinguir y demostrárselo a los políticos. Las vías para ello pueden quedar pronto expeditas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios