BAQUIA

El porno, de nuevo en vanguardia de la innovación tecnológica

Las principales productoras de porno estadounidenses comenzarán a ofrecer descargas para ser vistas en televisión, obligando a Hollywood a replantearse su propio futuro digital. Dejar que la gente se baje sus películas está considerado como la llave de oro para el crecimiento de la distribución online.

A pesar de la proliferación de conexiones a Internet rápidas, la mayoría de la gente todavía quiere ver en TV las películas, pero carecen de un modo fácil de conseguirlas fuera del ordenador. Además, los discos duros tienen una capacidad de almacenamiento limitada.

Hollywood se ha opuesto siempre a los discos que pueden verse en la televisión por temor a la piratería y por miedo a enfadar a los minoristas, que venden la mayoría de sus DVD, y a gigantes como Wal-Mart. Pero los precedentes indican que el experimento online del gigante del ocio para adultos Vivid Entertainment Group será atentamente observado por los responsables de los grandes estudios.

\”Lo cierto es que el porno siempre ha sido un temprano adoptador de los nuevos medios de comunicación\”, señala el experto Paul Saffo. \”Alquileres de películas de pago por minutos consumidos, la posibilidad de guardar las escenas favoritas… Hay numerosos ejemplos\”. Vivid ofrecerá treinta vídeos descargables por 19,95 dólares cada uno. Serán protegidos contra posibles desmanes de los piratas.

Históricamente, la industria del porno ha adoptado las nuevas tecnologías más rápidamente que Hollywood. Emezó a apostar por los vídeos caseros a finales de los años 70, permitiendo a los espectadores desertar de las no siempre limpias ni tranquilas salas X para contemplar tranquilamente las películas en sus casas.

Del mismo modo, los productores de porno fueron de los primeros en apercibirse del potencial de la Red, ofreciendo vídeo streaming mucho antes de que lo popularizaran las conexiones a Internet de alta velocidad.

Ahora, la capacidad de ofrecer contenidos online que pueden correr en cualquier lector de DVD está considerada como el Santo Grial para el sector. Por cierto, que la industria deberá decidir por cuál de los formatos de DVD se decantará.

Otros especialistas aseguran que la Red soluciona dos de los más grandes desafíos de la industria del porno: la distribución y la intimidad. Wal-Mart y Blockbuster nunca venderán porno, y casi todos los clientes pasan vergüenza mirando las películas en sus vídeoclubs.

Y es que el sexo es un gran negocio. La principal compañía del sector, Adult Vídeo News, tuvo unas ventas en 2005 de unos 12.600 millones de dólares, aunque esta cifra es difícil de verificar porque se trata de empresas bastante opacas cara al exterior. Como le ocurre a Hollywood, los DVD suponen el principal ingreso de la industria (34%).

Los productores de porno aseguran que los cambios legislativos producidos en ciertas zonas de EEUU han llevado a las tiendas de películas para adultos a una marginación comercial, lo que ha hecho que más consumidores vuelvan sus ojos a Internet. El entorno web ofrece casi infinitos contenidos sin tener que sufrir estigmas.

Como señala Steven Hirsch, que fundó Vivid en 1985, \”hace tres años los DVD eran responsables del 90% de nuestros ingresos. Este año supondrán el 30%; y es que con la Red no hay ningún intermediario entre nosotros y los usuarios\”.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios