BAQUIA

El spam respeta más los buzones del trabajo

Contrariamente a lo que pudiera parecer (dadas las cifras que se publican últimamente), el spam todavía no ha minado la moral de los usuarios de correo electrónico, al menos de aquellos que lo utilizan desde el trabajo. El 52% de los encuestados en el último estudio de Pew Internet & American Life Project asegura que no reciben correos no solicitados en el e-buzón de su oficina.

Además, otro 19% afirma que el spam no alcanza el 10% de los mensajes recibidos. Los datos han sido obtenidos a través de entrevistas a 2.447 internautas de EEUU, de los cuales 1.003 utilizan el email en el trabajo. El estudio destaca que un trabajador emplea de media 10 minutos diarios en ocuparse del correo electrónico, y que manda o recibe alrededor de 15 mensajes.

Los resultados de esta encuesta han sorprendido a los propios investigadores de Pew, ya que es evidente que el spam es una plaga brutalmente extendida. MessageLabs, por ejemplo, estima que en EEUU uno de cada nueve mensajes que circularon por la Red en 2002 podía ser calificado de spam, cifra que, sólo para el mes de noviembre, se convertía en uno de cada tres.

Sun embargo, el estudio de Pew desvela que el spam no ha alcanzado a los buzones de correo electrónico de los lugares de trabajo como lo ha hecho con las cuentas personales. Este hecho se explica, entre otras razones, porque no es tan fácil para los spammers hacerse con direcciones de emails corporativos como conseguir cuentas de correos-web tipo Yahoo!, Hormail o AOL. Además, la gente es mucho más reacia a soltar las direcciones de correo de su trabajo en chats, newsgroups u otros lugares donde cosechan los spammers.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios