BAQUIA

El tratado de la OMPI sobre derechos de autor sale a la luz

Como estaba previsto, ayer entró en vigor el Tratado sobre Derecho de Autor (WCT) de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), uno de las dos iniciativas legislativas que prepara este organismo para adaptar la protección de la propiedad intelectual al nuevo entorno digital. El segundo de estos tratados de Internet, el Tratado de la OMPI sobre Interpretación o Ejecución y Fonogramas (WPPT), verá la luz el próximo 20 de mayo.

La intención de la OMPI es establecer una base jurídica con dos finalidades, proteger a los creadores de los piratas en la jungla del ciberespacio, y convertir Internet en una plataforma de la que puedan sacar provecho como \”medio fiable para crear, distribuir y controlar el uso de sus obras en el entorno digital\”.

Kamil Idris, director general de la OMPI, piensa que estamos ante un acontecimiento en la historia del derecho de autor, y que estas nuevas normas \”son fundamentales para el futuro desarrollo de Internet, el comercio electrónico y, por ende, la industria cultural y de la información\”.

Ambos tratados fueron concebidos en 1996, involucrando a 160 países, y necesitaban de la aprobación de 30 naciones para salir adelante, tras lo que entrarían en vigor en un plazo de tres meses. Así, Gabón fue el último en dar el \’Ok\’ al WTC que ya está en marcha, y Honduras fue el 30º en firmar el WPPT, el pasado 20 de febrero. Sin embargo, como señala el propio director de la OMPI, parta que sean realmente eficaces deben ser abrazados por el mayor número posible de países, porque en Internet es muy fácil \’esconder\’ el servidor allá donde la ley no llega.

Los dos textos se concibieron como barrera contra la violación sistemática de los derechos de autor que está barriendo los ingresos de la industria de la música. Se trata de velar por la protección de los creadores (artistas, compositores, escritores, músicos…) frente a los piratas de Internet, que campan por sus respetos entre los sistemas de intercambio de archivos nacidos a la estela del éxito de Napster. Por eso la industria discográfica descorchó Don Perignon —uno de los lobbys detrás de la OMPI— cuando los tratados salieron adelante.

\”El WCT y el WPPT suponen la actualización y la mejora de la protección internacional que se había instaurado antes de que se extendiera el uso de las computadoras personales e Internet\”, lo que básicamente significa:

La intención de la OMPI se puede resumir en:

  • Que el copyright se aplica en la Red igual que en el mundo real, lo que afectará tanto a los servicios de streaming como a las descargas de obras.
  • Dotar a las discográficas de un marco para desarrollar sus negocios online.
  • Proteger la tecnología que desarrolla sistemas seguros, necesarios para que los tenedores derechos hagan llegar sus trabajos al público asegurándose de ser recompensados económicamente por ello.
  • Invitar a los estados a prohibir la fabricación y distribución de los dispositivos que se saltan protecciones.
    • Más en la OMPI

    Más sobre el copyright y la industria del disco, los derechos de autor y Europa, la esencia del copyright y la propiedad intelectual, en Baquía.com


    Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios