BAQUIA

El uso de Internet en el trabajo, cada vez más controlado

Según informa Europa Press, un estudio realizado por la compañía británica Amstrad muestra que, en el Reino Unido, se ha duplicado en el último año el número de empresas que controlan de algún modo el uso que sus empleados hacen de la Web y el correo electrónico. En el momento actual, según dicho sondeo, aproximadamente un 20% de las empresas británicas estarían realizando esta clase de controles.

Hasta un 28% de los empleados consultados por Amstrad afirman que sus jefes leen su correo electrónico, y el 39% dicen que recibirían una seria amonestación si se les encontrara navegando por Internet fuera de la hora de la comida. A pesar de esta desaprobación, los trabajadores consultados aún pasan de 2 a 3 horas al día utilizando la Web y el correo electrónico para fines personales.

Según Amstrad, el incremento del control de las empresas sobre el uso de Internet para fines personales está animando a los trabajadores a suscribir conexiones a Internet desde el hogar. La compañía británica, que tuvo una notable presencia en el mercado de los ordenadores personales de ocho bits durante los años ochenta, comercializa ahora dispositivos como un teléfono capaz de conectarse a Internet y usar el correo electrónico, entre cuyos usuarios se relizó el sondeo.

Por otra parte, un reportaje de C|Net News informa de que también está creciendo en EE.UU. el uso de sistemas de control del uso de red, para controlar o limitar de algún modo la forma en que los trabajadores aprovechan su conexión a la Red. Compañías como Packeteer, Websense o SurfControl proporcionan a las empresas esta clase de herramientas, que pueden bloquear el acceso a determinados sitios Web, o limitar el número de horas al día en que se puede hacer uso de determinados servicios. Recientemente, el gigante de los contenidos para televisión por cable Liberty Media bloqueó el acceso de sus trabajadores a portales de subastas como eBay, sitios de contactos como Match.com, servicios de intercambio de archivos como Kazaa o juegos online como The Sims Online. De generalizarse este tipo de controles, el efecto negativo sobre determinados negocios de Internet podría ser notable. Algunos servicios relacionados con el ocio y el entretenimiento podrían tener hasta un 40% de tráfico procedente de personas que están en el trabajo, mientras que algunas empresas informan de que entre un 10 y un 20% del tráfico de red originado por las empresas podría corresponder a usos personales.

En un panorama laboral en el que cada vez más se borran las fronteras entre la vida laboral y la personal, muchos trabajadores entienden el uso de Internet para fines personales como una compensación no escrita por los largos horarios, que son costumbre sobre todo en el sector tecnológico. Según afirma en el reportaje de C|Net News el vicepresidente de SurfControl: "Muchas compañías están empezando a regular el uso de la Web por parte de sus empleados, asignándoles una cuota diaria de navegación. Por ejemplo, una compañía podría permitir el uso de sitios de contactos personales durante media hora diaria, y a partir de ahí cortar el acceso. En cambio, una empresa distinta podría ser más flexible porque sus asalariados trabajen 14 horas al día".


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios