BAQUIA

EMI cambia disco de gospel por bocadillo de mortadela

La industria de la música atraviesa malos momentos, de eso no cabe duda. No sólo muy mal, sino muy revuelto, debe de andar el panorama en las discográficas para que hasta las más grandes improvisen nuevos mercados que más parecen sacados de la chistera de Houdini, que de un propósito serio de afrontar el problema de base que han puesto en juego nombres como MP3 y Napster.

Y cuando por fin se adentran en el mercado online, no parecen saber ni elegir la puerta adecuada. Una de las grandes, como es EMI, pone en marcha el primer servicio de venta online de música. ¡Albricias! Pero se decide a hacerlo con su colección de gospel y música religiosa. ¡Toma ya! Una de dos: o era lo que tenían más a mano para digitalizar o simplemente, por si les pirateaban el catálogo, han decidido no empezar por los superventas. Pero la sensación que producen es la de aquel anuncio de la época hippie que rezaba: \”Cambio disco de Bob Dylan por bocadillo de mortadela\”. La música estaba muy bien, pero los cuerpos del flower power también necesitaban comer.

Pues aquí, tres cuartos de lo mismo: las discográficas necesitan vender y como no despierten pronto, pasarán hambre. Según un informe de SoundScan, desde la muerte de Napster, las ventas de discos cayeron. Por contra, las mayores cifras se alcanzaron durante los días gloriosos del que fuera por excelencia sitio de intercambio de música. ¿Es una mera coincidencia?

Por otro lado una inquietante noticia: la industria del CD-R promueve el tostado o ripeado legal de compactos. Ni cortos ni perezosos, fabricantes como Roxio, Verbatim o Fellowes van a lanzar en comandita BurnPak, una iniciativa para promover y defender el tostado legal de CDs, operación con la que piensan embolsarse nada menos que unos 5 billones de dólares para el 2005.

Pues el que avisa no es traidor, sino avisador. A este paso, si las discográficas quieren seguir comiendo de esta industria, o se mueven rápido y en la dirección adecuada, o tendrán que cambiar sus stocks por bocadillos. Y si no, tiempo al tiempo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios