BAQUIA

EMI probará otra fórmula mágica antipiratería

Las grandes discográficas, en general, han quedado escaldadas después de probar numerosas tecnologías para combatir la copia ilegal de discos. En la mayoría de los casos los clientes se quejan de la incompatibilidad de los CDs por los que habían pagado un dineral con algunos dispositivos. Pero, por supuesto, no han abandonado la búsqueda de una solución tecnológica para erradicar la rampante piratería musical.

El último intento viene de parte de EMI, que ha llegado a un acuerdo para utilizar las marcas de audio diseñadas por la empresa Audible Magic para identificar sin los temas vienen o no acompañadas de las correspondientes licencias de copyright.

La tecnología de Audible Magic promete resolver el problema que supone identificar las canciones digitales que no utilizan nombres ni formatos convencionales. Las \’huellas\’ de audio recogen las características de una canción para poderla comparar con los archivos que pululan por las redes P2P o \’tostados\’ en CDs piratas, independientemente de que se hallan modificado los títulos o cambiado de formato. EMI espera contar con este chivato tecnológico de Audible Magic en su catálogo (3,4 millones de canciones) a finales de este año.

El ejemplo más dramático de la impotencia de la industria para contar con la tecnología como arma antipiratería se produjo el año pasado, cuando unos investigadores de la Universidad de Princeton rompieron las marcas de agua diseñadas por la Secure Digital Music Initiative (SDMI) justo antes de que se convirtiesen en estándar.

De todas formas, si la tecnología que probará EMI resulta eficaz, no está muy claro como la aplicará a las diseminadas redes P2P. Napster tenía un servidor central donde colocar un filtro para atrapar y expulsar a los que trapicheaban con temas piratas, pero en Kazaa y otros no existe tal servidor. Quizá este esfuerzo se enmarque dentro de la última campaña de las discográficas, en la que se amenaza directamente a los usuarios particulares que tengan el PC ahíto de MP3.

Además de soltar las marcas de agua por las redes P2P a ver qué encuentra, EMI utilizará la tecnología para vigilar el uso que hacen de su música los que tengan licencia, como, por ejemplo, los webcasters.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios