BAQUIA

En diez años, todos tecno/fashions

Pronto en términos históricos (en una década), nuestros vestidos estarán dotados co mandos a distancia, sistemas de posicionamiento global y etiquetas de identificación por radiofrecuencia. Con la rápida y creciente integración entre la moda y la tecnología, en breve las marcas de alta costura probablemente serán más deudoras de Cisco Systems que de Coco Chanel. Hay incluso proyectos que ya están bien maduros.

Los diseñadores han estado experimentando con materiales innovadores durante años. Hablamos de prendas que incorporan las nuevas tecnologías en su diseño, lo que ya se ha dado en llamar tecnología ponible; y muchas empresas ya están entrando en el juego.

Como Burlington, que vende la chaqueta mini-disc: una prenda con un aparato Sony incorporado y un mando a distancia cosido en la manga. La firma japonesa Kuuchoufuku aplica un innovador sistema tecnológico en sus ropas para que sus clientes más fashion no pasen excesivo calor durante los veranos. Chaquetas refrigeradas contra el ferragosto, suéteres resistentes a las arrugas… Todo esto estará en nuestros armarios algún día.

Pero los verdaderos diseños de alta tecnología punta aún deben llegar al común de las tiendas. Marshal Cohen, analista experto en el tema, apunta que la tecnología ponible apenas representa todavía menos del 1% de las ventas al público de la industria estadounidense de la moda. Este sector aún se encuentra, por tanto, en pañales.

Sin embargo, Cohen apuesta porque la moda tecnológica se convertirá en el futuro en algo tan básico y extendido como los vaqueros. \”¿Por qué una mujer se dedicará a comprarse medias, cuando podrá mantener sus piernas calientes con los sistemas de calefacción que llevará incorporados la ropa?\”, se pregunta.

Como siempre acontece, primero veremos la tecnología ponible en estudiantes, esquiadores… Antes de que dé el gran salto a toda la población. En los deportistas pensaba precisamente Adidas cuando, el año pasado, lanzó Adidas 1, un calzado con un microchip encajado que supervisa el terreno que pisan los pies y ajusta el nivel de absorción de choque proporcionado por las zapatillas.

Algunos especialistas consideran que las mujeres no sacrificarán el valor estético por la innovación, lo que podría suponer un duro golpe para el desarrollo de la tecnomoda.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios