BAQUIA

¿Es la IP un dato personal?

Manejar con cierta alegría la dirección de IP de los sitios que nos visitan pueder ser sancionado con una multa de más de 300.000 euros, según los datos que maneja la consultora Quality Data.

La Agencia de Protección de Datos considera dato de carácter personal la dirección IP. Esto parece una afirmación tajante y sin género de duda, según Quality Data. Como consecuencia de ello, muchos webmasters deberían registrar sus ficheros en la Agencia. Este organismo ha reiterado que los titulares de las páginas que almacenen la dirección IP deben registrar el fichero correspondiente.

Desde que se publicara la Ley 34/2002 de los Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI) se creó cierta incertidumbre en lo que respecta a la consideración de la dirección IP como dato de carácter personal, debido a la obligación de retención de datos de tráfico que imponía el artículo 12 de la citada norma.

En efecto, dicho precepto establecía la obligación para los operadores de redes y servicios de comunicaciones electrónicas, los proveedores de acceso a redes de telecomunicaciones y los prestadores de servicios de alojamiento de datos, de retener los datos de conexión y tráfico generados por las comunicaciones establecidas durante la prestación de un servicio de la sociedad de la información y por un período máximo de doce meses.

Además establece dicha ley que esta información debería almacenarse bajo las medidas de seguridad adecuadas para evitar su alteración, pérdida o acceso de terceros. Sin embargo, no detalla ni los datos concretos que han de almacenarse, ni a qué tipo de medidas de seguridad se refiere, dejándolo para su posterior desarrollo reglamentario.

Lo más conocido en este contexto sería Google Analytics, pero evidentemente hay muchos más que se aprovechan de estas estrategias, con el siguiente funcionamiento: para observar y analizar el comportamiento de los visitantes en la web, se guarda automáticamente a través de cookies la dirección IP del PC del usuario sin tener su consentimiento.

A través de este código numérico, si es una dirección IP fija (la mayoría de los casos), se puede identificar el ordenador en Internet y desde qué servidor accede a la web, dónde está ubicado y la frecuencia con que el usuario navega por la Red. Sin embargo, este código numérico se considera como un dato de carácter personal y entra dentro del ámbito de la Ley Orgánica de Protección de Datos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios