BAQUIA

Escríbeme por Navidad… desde el trabajo

El tiempo que un trabajador invierte en gestionar su correo electrónico en Estados Unidos es de una hora al día y, según datos que llegan del Reino Unido, en las fechas navideñas crece un 28% el número de horas dedicadas a navegar por Internet e intercambiar e-mails, con la consiguiente merma en la productividad.

El problema con el que se enfrentan las empresas es la falta de una normativa que regule el uso de Internet en el trabajo. Ante ello, recurren a reglamentos internos que pueden llevar a la imposición de sanciones e incluso al despido. Ése ha sido ya el caso en cerca del 3% de las grandes empresas españolas, según un estudio presentado hoy por el e-Business Center de la escuela de negocios IESE y la auditora PricewaterhouseCoopers.

Las nuevas implicaciones que trae consigo la LSSI, la amenaza de los virus y el temor a un uso abusivo por parte de los empleados, son las causas que han llevado a las grandes empresas a imponer normas internas que controlan el uso general de Internet para fines personales. En lo que concierne al correo electrónico en particular, el largo brazo de las leyes internas no se atreve a llegar tan lejos, por miedo a vulnerar el derecho a la privacidad de las comunicaciones.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios