BAQUIA

España apuesta por la informática en red

El grid computing consiste en agrupar las capacidades de los diferentes sistemas informáticos con los que cuenta una empresa para redistribuirlas y optimizar su uso en función de las necesidades de cada momento. Pues bien, esto es una realidad cada vez más importante en España. Es más, solamente nos superan Alemania y los países nórdicos.

Así se desprende del estudio europeo Oracle Grid Index, elaborado semestralmente por la empresa independiente de investigación Quocirca, revela que en sólo un año España ha pasado del último puesto de Europa en la adopción de tecnología grid computing a un nivel cercano a la media mundial y superior a la de muchos países europeos.

Según Forrester, el promedio de utilización de la capacidad de los servidores informáticos de las empresas es de sólo el 60%. El grid computing trata de poner esas capacidades infrautilizadas al servicio de tareas que, en un determinado momento, pueden requerir una mayor potencia de procesamiento.

El director de Márketing en Tecnología de Oracle Ibérica, Carlos Basterra, explica que \”se trata de la mayor revolución informática desde la aparición de Internet. Toda empresa que quiera ser competitiva de aquí a dos años tendrá que adoptar esta nueva tecnología\”. Basterra añade que \”la integración de todos los recursos informáticos de una empresa en un único sistema capaz de repartir las capacidades en una u otra dirección permite mejorar su competitividad, ahorrar costes y reducir las inversiones futuras\”.

Quocirca calcula que el conjunto de las empresas europeas podría ahorrar unos 4.500 millones de euros con la adopción de esta tecnología. Para las consultoras Gartner y Giga, la estandarización y la consolidación de los sistemas pueden generar ahorros de entre un 8,5 y un 20% en los presupuestos de tecnologías de la información de las compañías.

Basterra asegura que el grid computing es una tecnología adecuada para todo tipo de empresas y que incluso en las de menor tamaño las ventajas pueden llegar a ser más notables, pero matiza que, \”como ocurrió con Internet, son las grandes corporaciones las primeras que se han interesado por las posibilidades de este sistema informático\”.

El coste medio de la implantación de un proyecto basado en grid computing con Oracle es de unos 60.000 euros en caso de partir de cero, y de 12.000 euros si el cliente ya cuenta con la base tecnológica de esta compañía. Para desarrollar este negocio, Oracle cuenta como socios estratégicos con Sun Microsystems, Dell y HP en el área de servidores, con Intel para la actividad de procesamiento, y con EMC como especialista de almacenamiento.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios