BAQUIA

España “chatea” por los codos

Casi todas las estadísticas y estudios sobre la penetración de Internet en España se centran en el uso de la World Wide Web, pero en la Red hay otros mundos, que además cuentan con un notable número de usuarios. Tal es el caso de las salas virtuales donde se reúnen habitualmente, amigos, colegas, desconocidos y otros seres de la más variopinta personalidad (unas veces camuflada, otras no) para \’hablar\’.

Hace unos días Netvalue ha publicado el primer informe de audiencia sobre el chat en España. Estos son los primeros datos contrastados que miden un fenómeno tan cambiante, ya que los visitantes del mismo, entran y salen constantemente. Pero las cifras siempre pueden proporcionar una idea aproximada de la aceptación del mismo por los internautas españoles.

Desmontando tópicos

\”…Son salas donde se juntan personas trastornadas, gente con problemas o complejos, que disfrazan u ocultan su personalidad; son seres solitarios, con dificultades de integración…\”. Tópicos como estos suelen hacer que un chat parezca una sala de tarados que se reunen para hacer terapia de grupo. Pero, los datos demuestran que estas premisas son sólo eso, tópicos.

Una primera ciberencuesta sobre el uso del chat en español, realizada a finales del pasado septiembre por Mixmarketing-online, llegaba a la conclusión de que el perfil del \’chateador\’ español medio era: \”hombre, de 32 años, urbano y que vive en compañía\”. Parece que, en una primera aproximación, se puede en gran medida descartar el bulo de \’alguien solitario y con problemas mentales\’.

El perfil español

De los encuestados, un 75,9% eran hombres de nivel universitario o superior (doctorado o máster), que viven en una ciudad, llevan usando varios años Internet, se conectan desde casa (60%), son solteros pero no viven solos (77,6%) y tienen un poder adquisitivo que les permite pagar una factura de teléfono de más de 211 dólares.

Según los datos de NetValue, el 14,8% de los hogares españoles tiene conexión a Internet, lo que supone aproximadamente que 1.930.000 hogares dispone de acceso a la Red. Durante octubre se conectaron un total de 2.760.000 internautas. Los españoles se conectan al chat una media de 6,3 días al mes, cifra que sólo se acerca en el Reino Unido, y que triplica la de Méjico y supone un tercio más que Francia o EEUU.

Sexo, sexo, sexo

¿Cómo negarlo? Es uno de los más buscados en los chats. De hecho, muchos de los usuarios que entran por primera vez, suelen entrar en las \’salas X\’. En ellas hay una alta concentración de usuarios que sí suelen adoptar falsas personalidades. Pero los más avezados usuarios saben que la gran mayoría de los que por estas aguas navegan, suelen entrar en estas salas para pasar el rato, es decir, la probabilidad de que nadie sea quien parece ser, es elevada. Pero ya se cuenta con este punto de partida.

También están los que aprovechan este tipo de encuentros para intentar introducir a posibles incautos en fines abyectos, aunque siempre puede salir el tiro por la culata… Otra moda más llevadera es el hecho de establecer contacto con personas de otras zonas, con la excusa de preguntar por sitios de moda, etc. Con un poco de suerte, se aprovecha para quedar. Pero esto no es lo normal. Los más adictos, suelen ser personas que tienen en común cualquier afición o que tan sólo buscan charlar un rato con otras que, conocidas o no, suelen repetir días, horas y canales. Incluso hay quien le está sacando partido y rentabilidad para aprender idiomas.

Hombres y jóvenes

Los hombres utilizan más el chat que las mujeres, pero la diferencia entre ambos no es muy elevada. Es lógico, ya que en España aún los internautas son en su mayoría de género masculino. Por ahora. Poco a poco se sigue la tendencia estadounidense, donde las diferencias entre sexos cada vez se reducen más, e incluso las últimas encuestas demuestran que las mujeres navegan más que los hombres.

Un 29,6% de los hombres que se han conectado a Internet durante el último mes de octubre, ha entrado en un chat, mientras que tan sólo un 24,1% de mujeres lo hizo. En cuanto a la edad, los usuarios de chat en España, suelen ser en su mayoría menores de 24 años (32,2%), seguidos de aquellos cuya franja de edad se sitúa entre los 35 y los 49 años (31,4%).

Los reyes del \’chat\’

Si consideramos que el uso del chat está directamente relacionado con el horario en el que conectarse a la Red es más barato, no será raro ver cómo las mayores franjas horarias de conexión al mismo, coinciden con las de la tarifa ondulada (la mayor audiencia es entre las 18.00 y las 24.00 horas, y los fines de semana a cualquier hora) y también durante el horario laboral, muy a pesar de los empresarios.

En cuanto a los salones favoritos para chatear, la palma se la lleva Inforchat.com con una media de 50,6 minutos de conexión, seguido de Latinchat.com, con una media de 36. Y el tercero más visitado es el chat de Ya.com con una media de conexión de 23,3 minutos. Como novedad, se puede destacar el servicio de chat que Telefónica ha montado con mensajes SMS a través del móvil.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios