BAQUIA

España suspende en comercio electrónico

Consumer.es, una nueva iniciativa lanzada por la Fundación del Grupo Eroski, ha puesto los puntos sobre las íes en la cuestión del comercio electrónico en España. La principal idea que se desprende del informe es que sólo el 14% de los consumidores ha adquirido algún producto online, pero hay otras muchas cuestiones dignas de analizar. La falta de información, la ausencia de ventajas respecto de los formatos convencionales de venta, el miedo a facilitar los datos personales y la desconfianza hacia el sistema de pago son los principales impedimentos que encuentran los consumidores a la hora de echar mano del comercio electrónico.

El estudio, devastador de principio a fin, afirma que de las veinte tiendas de discos analizadas, el 35% incumple la ley por no permitir la devolución de los productos en el plazo de siete días, tal y como fija la ley. A esto se une que el 35% no identifica la dirección física de la empresa, y el 5% obliga a efectuar el pago por anticipado, lo que impide el pago contraremboloso.

Las tiendas online analizadas tampoco cumplen en la entrega de los productos, lacra que ocurre en el 45% de los casos analizados. Pero eso no es lo peor: el 15% de las tiendas con las que se realizó la prueba no entregó el pedido un mes después de haber cerrado la operación

Por si todas estas cuestiones sólo contribuyen a generar desconfianza entre los e-compradores, el estudio añade más leña al fuego: “El 55% de los establecimientos virtuales analizados no informa o lo hacen de un modo muy banal o claramente insuficiente acerca de los derechos de los consumidores que compran en Internet (privacidad de datos, términos legales, condiciones de compra y posibilidad de devolución). Tan sólo el 25% de las tiendas analizadas informa de manera correcta al respecto”.

Aunque el estudio sólo ha consultado a 20 tiendas online que venden CDs de música –faltan grandes establecimientos como la Fnac o El Corte Inglés– por ser el producto más adquirido en la Red, sirve para hacerse una idea más o menos clara del punto de desarrollo en el que se encuentra el comercio electrónico en España a día de hoy. Consumer.es no tiene piedad: con los datos en la mano suspende a la mayoría de los comercios consultados, tanto en servicio al cliente como en cumplimiento de la legislación vigente.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios