BAQUIA

España, tercera por la cola de Europa en Sociedad de la Información

Por mucho Plan Info XXI; por mucho nuevo ministerio de Ciencia y Tecnología que el presidente José María Aznar creara cuando inició su primera legislatura; por mucho Plan \’Internet para todos\’, España sigue oucpando los puestos de cola en acceso a la Sociedad de la Información (SI) de Europa. Más exactamente ocupa la antepenúltima posición respecto a penetración de Internet e indicadores de comercio electrónico. Sólo supera a Grecia y Portugal.

Así lo expone el estudio de la Fundación Auna \’eEspaña 2002\’, informe en el que se analiza el desarrollo de la Sociedad de la Información en España. Sus páginas identifican los dos puntos en los que España está más retrasada si se mira cara a cara con sus vecinos del Viejo Continente: el estancamiento en el crecimiento de internautas conocido durante 2001 y las múltiples barreras existentes para que los usuarios puedan acceder a lo que se ha dado en llamara Sociedad de la Información, son los más relevantes.

Igual importancia tiene, según el estudio, el coste de los accesos a la Red y su calidad, así como con \”el impacto que producen las barreras idiomáticas, ya que el castellano es todavía una lengua minoritaria en Internet\”. Los últimos datos calculan que tan sólo un 6% de la información disponible en Internet está escrita en castellano.

\”Existen elementos de dinamismo importantes en la sociedad y en la Administración Electrónica, pero España sigue todavía rezagada en utilización de Internet, uso de comercio electrónico e incorporación a la SI, como le correspondería a un país de su peso en la UE\”, señala el director general de la Fundación Auna, Fernando Ballestero, quien también califica de \”fenómenos netamente urbanos\” las personas que acceden a la Red en España.

En vez de quedarse en las meras críticas, Ballestero esboza los cuatro grandes retos a los que deberá enfrentarse el país para dejar de ir a la cola del vagón de la Sociedad de la Información. En primer lugar, cree necesario anticiparse a las necesidades de formación –España presenta un déficit en puestos relativos a las Nuevas Tecnologías cercano a las 70.000 personas por año–, potenciar la Administración Electrónica (materia en la que \”queda mucho por hacer\”, considera), evitar el ensanchamiento de la brecha digital y potenciar el uso del castellano en Internet.

El informe recalca que España cuenta con un retraso del 60% en el apartado de hogares con conexión a la Red respecto a los países europeos más desarrollados. Comparado con la media europea queda a una distancia del 37%.

En lo que no existe demasiada diferencia es en el perfil del internauta medio en cuanto a edad, renta, horas de conexión, páginas web más visitadas o ficheros descargados. Tal vez uno de los signos más distintivos de los españoles sea su tendencia a leer noticias o consultar información online. La mayoría de los países europeos prefieren pinchar en portales de salud o meterse en foros.

El retraso de España contrasta con el desarrollo del que gozan los países escandinavos y del norte de Europa, que pueden codearse sin ningún problema con Estados Unidos, Canadá y otros países del este asiático.

Un segundo grupo estaría formado por los países del centro de la UE que, sin embargo, no llegan a ocupar las diez primeras posiciones en los índices mundiales generales relacionados con SI. Habría que acudir al último grupo para encontrar a España, al que acompañan el resto de países del sur de Europa.

El informe apunta que las comunidades de Madrid y Cataluña son las que poseen un mayor desarrollo en Sociedad de la Información, seguidas por el País Vasco, la Comunidad Valenciana y Asturias. Asimismo, destaca \”el esfuerzo realizado por las administraciones de Castilla y León, las Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid para mejorar las redes de conexión de sus centros y departamentos\”.

Ante tantas cifras desalentadoras, el informe \’eEspaña 2002\’ subraya que \”las administraciones públicas españolas hicieron un importante esfuerzo por incorporarse a la Sociedad de la Información durante el año 2001\”. Como contrapartida también apunta que \”la adaptación de las pequeñas y medianas empresas es muy lenta en relación a las grandes empresas y el sector público\”.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios