BAQUIA

¿Está usted en el punto de mira de sus jefes?

Quien va a ser despedido de su empleo suele ser el último en enterarse. Pero cuando una empresa decide deshacerse de un trabajador, antes de que finalmente el interesado conozca el asunto ya se habrán producido algunos signos de lo que se avecinaba.

Por ejemplo, si la compañía no gana dinero, o se incorporan nuevas tecnologías que hacen prescindible determinado puesto, o se ha producido una fusión o compra, lo más probable es que su nómina de empleados adelgace.

No dar todo lo mejor de lo que uno es capaz también es un motivo para estar alerta, sobre todo si, encima, se cobra demasiado atendiendo a los criterios del mercado. Pero no siempre: según los expertos, un sueldo pequeño también puede indicar que se trata de un puesto perfectamente prescindible.

Otros signos inequívocos que anteceden a un despido son recibir menos e-mails, no ser ya invitado a reuniones o participar poco en la dirección y desarrollo de proyectos. Incluso, claro, el mero hecho de ser un hacha en términos laborales no basta; es necesario además no estar a malas con los superiores y compañeros.

Cosas como haber incurrido en fallos críticos, la desintegración del equipo de trabajo, tener nuevos compañeros, permisos para tomar todas las vacaciones que se deseen, recibir una mala evaluación, ser demasiado mayor, ver que personas de otras compañías vienen a entrevistarse con el jefe directo o que nos hagan el vacío tampoco presagian nada bueno para nuestro futuro en la empresa. O también el hecho de que se produzca una subida de salarios generalizada y nosotros no nos veamos beneficiados, o que dejemos de cobrar el bonus.

Sin embargo, llegado el despido no hay que verlo todo negro. Simplemente hay que agudizar al máximo los sentidos y la experiencia para tratar de que no nos vuelva a pasar. Es necesario conocer bien el mercado laboral (y a nosotros mismos), autopromocionarse, tener bastantes contactos, adaptar la búsqueda de trabajo a nuestra edad y convertir el tropiezo en una oportunidad.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios