BAQUIA

Europa no quiere espiar para Bush

Los legisladores de la Unión Europea se hacen los suecos ante la petición de EEUU de darle una vuelta al borrador de la ley de protección de datos, con la que la Administración Bush quiere que se conceda potestad a las autoridades para meter mano a los correos electrónicos y las llamadas telefónicas. El requerimiento del gobierno de EEUU está encaminado a que la legislación de la UE se aproxime a la recientemente aprobada Ley Patriot, aprobada tras los atentados del 11-S para combatir el terrorismo en todos los frentes, controlando el tráfico en Internet y las comunicaciones, entre otras medidas. [El FBI planea incluso reorganizar la arquitectura de Internet para reconducir el tráfico hacia unos servidores centrales donde puedan colocar equipos para vigilar la navegación y los emails].

Después del ataque a EEUU, la Unión Europea ofreció solidariamente su colaboración a Estados Unidos en su lucha contra el terrorismo. Bush aceptó agradecido enviando una lista con 47 medidas para que fueran aceptadas por Europa. Entre ellas, el tejano solicitaba a la UE revisar el proyecto de directiva sobre protección de datos en las telecomunicaciones, que se estudia estos días en el Parlamento, para \”permitir la retención de datos cruciales durante un periodo razonable\”.

El texto del actual borrador de la directiva especifica que la información sobre hora y duración de las llamadas telefónicas y los correos electrónicos no debe guardarse en las compañías telefónicas e ISPs más allá del tiempo necesario para la elaboración de facturas. El portavoz del Parlamento Europeo, Marjory Van den Broeke, cree que los tiros van a ir en dirección contraria, restringiendo la retención de datos privados en defensa de la privacidad, aunque se espera que los miembros del Parlamento permitan prolongar el tiempo de retención de datos —por encima del estipulado para administrar facturas— sólo si es \”proporcionado y limitado en el tiempo\”.

La Comisión es sensible a las preocupaciones de EEUU, pero considera que el actual texto de la directiva, consensuado por los miembros de la UE antes del verano, \”representa un satisfactorio balance entre las necesidades de la autoridad de investigar los crímenes y la necesidad de salvaguardar las libertades civiles\”.

  • En The New York Times

Dentro del marco legislativo que regulará la protección de datos también se encuentran espinosos temas que mezclan tecnología, marketing y privacidad, como el uso de las cookies y el spam.

El Parlamento Europeo ha votado hoy a favor de la legislación diseñada para proteger el derecho a la intimidad de los ciudadanos de la Unión, restringiendo el uso indiscriminado de los correos comerciales no solicitados (spam) y de las cookies (pequeños archivos de texto que recibe el disco duro cuando se vistan ciertas páginas web, utilizadas, en teoría, para identificar al internauta y evitarle repetir la introducción de datos y personalizar las páginas).

La legislación, que deberá ser adoptada individualmente por cada miembro de la UE una vez que pase un sinfín de etapas (no se prevé su aprobación definitiva hasta la próxima primavera), requerirá a las empresas de marketing directo preguntar al usuario antes de inundarle el buzón con spam. El borrador también prohibirá hacer negocio utilizando las cookies para rastrear los hábitos de navegación. Su utilización, previo consentimiento del usuario, se restringirá a aquellas \’galletitas\’ \”diseñadas específicamente para facilitar tareas técnicas en un sitio web\”.

  • En Newsbytes


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios