BAQUIA

Europa sigue adelante su investigación sobre Microsoft

El acuerdo alcanzado entre el Gobierno estadounidense y Microsoft no es extrapolable fuera de las fronteras de Estados Unidos. Así piensa, al menos, la Comisión Europea, que ha despejado cualquier duda al respecto tras señalar que la investigación del organismo comunitario sobre el gigante de Redmond sigue el camino previsto. Europa dio comienzo su investigación el pasado mes de agosto. Sus sospechas se centran en que la compañía de Bill Gates podría ejercer monopolio al obligar a sus principales competidores a integrar su software de audio y vídeo (Windows Media Player).

Amelia Torres, portavoz de la Comisión, explicó que es demasiado pronto para saber hasta qué punto el acuerdo influirá en las conclusiones finales del caso. \”Algunos aspectos en el acuerdo de EEUU pueden o no tener un impacto sobre la propia investigación de la UE sobre Microsoft\”, se limitó a decir.

La semana pasada, el gigante de Redmond consiguió firmar un acuerdo extrajudicial con el Gobierno de Estados Unidos. El pacto previo contempla ciertas restricciones para la instalación de los programas de Microsoft con el fin de favorecer a la competencia. Entre otros detalles, el gigante estadounidense podría ofrecer versiones de su sistema operativo sin los añadidos que ya suelen ser habituales, como los programas de audio y vídeo. Asimismo se contempla que los usuarios tengan acceso desde el escritorio al programa de desinstalación de las diversas aplicaciones, en vez de situarla, como sucede ahora, dentro de la carpeta de \’Panel de Control\’. La inclusión del navegador Explorer, una de las manzanas de la discordia que fomentó la denuncia por prácticas monopolísticas, se seguiría incluyendo en cada copia del sistema operativo. Además, Microsoft se compromete a desvelar parte del código fuente con el fin de que otras empresas puedan estudiarlo e implantarlo en beneficio propio.

Las restricciones que se impongan tendrán una duración de cinco años, aunque el plazo se podrá ampliar dos más si la compañía no cumple lo acordado. Un comité formado por tres personas velará por el correcto desarrollo de lo estipulado.