BAQUIA

Excite vuelve a lastrar los resultados de @Home

[email protected] continua en al atolladero, un lugar del que le está costando salir por culpa de su negocio de contenidos. Éste ha sido el principal responsable de que los resultados del segundo trimestre hayan vuelto a estar teñidos de color rojo. En este periodo las pérdidas operativas han alcanzado los 65,1 millones de dólares, o 16 centavos por acción, una cifra que coincide con lo previsto por los analistas. Las pérdidas netas han ascendido a 346,3 millones de dólares, u 85 centavos por título. Esta cantidad supone una mejora respecto a lo conseguido en el mismo periodo de hace un año, cuando las pérdidas fueron de 668,3 millones de dólares.

Patti Hart, presidente y CEO de la compañía, puso al mal tiempo buena cara y aseguró que su negocio de acceso ha crecido un 70% a pesar de que los \”los cambios en la industria y la economía continuarán afectando\” de forma notable en la línea de flotación de la empresa.

Hart volvió a quejarse por segundo trimestre consecutivo del negocio de los contenidos, que sólo generan el 25% de los ingresos totales y que han causado cierta \”decepción\” en este segundo trimestre. Por eso, dejó bien claro cuál será el futuro Excite, la pata que se encarga de los contenidos dentro de [email protected]: \”La división de los contenidos seguirá arrojando en los próximos meses pérdidas que nos podemos seguir asumiendo, sobre todo teniendo en cuenta que no se trata de un valor estratégico\”, resaltó la presidenta de la firma.

Hart ya apuntó esta misma idea hace tres meses, lo que derivó en el cierre de las divisiones de Alemania, Francia y España. Y es que, al fin y al cabo, la parte que realmente hace llegar una buena cantidad de dólares a las arcas de la compañía es su negocio como proveedor de acceso, tarea de la que se encarga @Home. Este servicio ha experimentado un fuerte crecimiento a lo largo de este trimestre al registrar 474.000 nuevos usuarios, lo que deja la cifra total en 3,7 millones de clientes en Estado Unidos. No obstante, y tal y como reconoció Hart, estas cifras no impiden que la compañía requiera una nueva y urgente inyección de capital si quiere mantenerse con vida lo que resta de año.