BAQUIA

[email protected] comienza con los despidos previos a su cierre

[email protected] dejará en la calle a 400 empleados, el 30% de su plantilla, mientras realiza los trámites oportunos para cancelar la totalidad de sus operaciones el 28 de febrero de 2002. La compañía apuntó en un comunicado que estos despidos se enmarcan dentro de la política de recortes de gastos emprendida con el fin de ahorrar la mayor cantidad de dinero posible y devolver el valor de su inversión a los accionistas.

Hasta que llegue la fatídica fecha, la empresa contará con 900 empleados, que se encargarán de pilotar la transición de la conexión hacia las compañías de cable que recientemente llegaron a un acuerdo con el proveedor de acceso estadounidense y organizar el cierre ordenado de la compañía. La firma ha señalado que estos no serán los únicos finiquitos que se tramiten: a medida que se llegue al 28 de febrero se irá desprendiendo de más personal.

Fuentes cercanas al caso han calculado que [email protected] gastará 150 millones en mantener el servicio a sus clientes, lo que le permitirá ahorrar de 205 millones que irán a parar a los bolsillos de inversores y accionistas. La compañía dispone a día de hoy de 200 millones de dólares en caja para afrontar los nuevos contratiempos que surjan hasta el 28 de febrero.