BAQUIA

Forrester: el usuario no quiere pagar; Terra: eso es lo que tú te crees

La cuestión del pago por el contenido es uno de los grandes conflictos no resueltos de la Internet. ¿Puede cobrarse por lo que desde siempre se ha ofrecido gratis? Quien lo consiga podrá diversificar sus fuentes de ingresos y hacer rentable su negocio. Pero las experiencias, hasta la fecha, son en su inmensa mayoría funestas, aunque los medios no cesen de intentarlo. La última en demostrarlo fue la revista Inside.com, que ayer mismo tuvo que cerrar sus puertas.

Forrester, conocida consultora que en el pasado se había mostrado proclive al cobro de contenido como tabla de salvación, ahora parece dar la razón a quienes aseguran que pedir dinero al cliente-lector puede constituirse en el camino más directo a la tumba. En un nuevo estudio la consultora clasifica los medios digitales en tres grupos diferenciados: los enfocados al cobro de contenidos, los que buscan crear relaciones exclusivas con sus clientes y los que se limitan a crear marca. Para Forrester, la mayoría de los medios, imposibilitados para cobrar por el contenido, deberán inclinarse por cualquiera de los dos últimos grupos y por fuentes de ingresos indirectas, como la publicidad. La consultora asegura que serán los periódicos, que presumiblemente ya cuentan con la fidelidad del lector, y las cadenas de televisión, quienes tendrán mayores posibilidades de rascar el bolsillo de sus clientes.

  • En The Guardian

Y mientras Forrester se muestra escéptico, Terra adopta la postura contraria, y lanza un nuevo servicio de pago integrado en el que se ofrecen acceso por ADSL y contenidos (audio y vídeo mediante el acceso exclusivo a su Zona Multimedia) y servicios (10 Mb de espacio de página web y cinco buzones de correo de 25 MB) específicos. Es decir, que la empresa da un primer paso, como había asegurado ya en varias ocasiones su presidente, Joaquím Agut, hacia el cobro de contenido, si bien en este caso lo une a su oferta de acceso. Ahora regala el módem, imitando la oferta de Ya.com, y cobra tan sólo 500 pesetas más al mes de lo que lo hacía anteriormente. Con tan poca diferencia habrá que esperar, por tanto, para saber si los contenidos exclusivos son capaces de atraer a los usuarios y, más difícil todavía, hacerles pagar por ellos.

  • En Terra

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios